Inicio » Noticias » Estatales » Advierte especialista sobre el peligro ambiental que producen las bolsas de plástico

Advierte especialista sobre el peligro ambiental que producen las bolsas de plástico

Noticias Universidad de Sonora.

empaques contaminantesHERMOSILLO, Sonora. Los empaques de alimentos se han vuelto un grave problema para el planeta porque provienen de fuentes no renovables, como el petróleo, ya que producen un fuerte impacto ambiental, afirmó Beatriz Montaño Leyva, investigadora del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA) de la Universidad de Sonora.

Entrevistada en el programa “Alimentación, problema de nuestro tiempo”, que produce el DIPA y se transmite por Radio Universidad, sostuvo que el uso masivo de bolsas de plástico definitivamente tiene nocivos efectos en el medio ambiente, y que por ello países europeos, como el Reino Unido, aprobó una ley que prohíbe a los comercios dar bolsas de plástico gratuitas.

Montaño Leyva afirmó que hay una inmensa variedad de empaques para diferentes aplicaciones y alimentos, de ahí la urgente necesidad de buscar fuentes renovables para aminorar el problema ambiental, pues una bolsa de plástico tarda hasta 1,000 años en descomponerse, señaló. “Estos envases, incluidas las botellas de plástico, afectan el entorno natural, dañan las plantas y animales, generan basura y en su degradación producen gases que inciden en el efecto invernadero”, apuntó.

Por ello hizo referencia a que durante las últimas décadas, el uso de polímeros derivados de fuentes renovables para el desarrollo de bioplásticos atrae gran atención debido a cuestiones ecológicas y al aumento de los costos del petróleo. “Esa estrategia –sostuvo– es particularmente interesante si todos los componentes son obtenidos como subproductos de la industria alimentaria, como los biopoliésteres, las proteínas y las fibras lignocelulósicas” (consideradas sobrantes o subproductos de bajo valor agregado, para la obtención de energía, compuestos químicos y otros materiales).

Al abordar el tema “El desarrollo de un material eco-eficiente y biodegradable para empaques de alimentos” ante el académico Francisco Javier Parra Vergara, conductor del programa, explicó que la introducción de fibras lignocelulósicas mejora las propiedades funcionales de los polímeros termoplásticos y disminuye el costo final del material.

Beatriz Montaño mencionó que la paja de trigo es un subproducto de la industria triguera, que puede ser fraccionado para la obtención de fibras con tamaño y reactividad de superficie específicas, y agregó que son abundantes, renovables, de bajo costo y presentan ventajas como la baja abrasión en los materiales de procesamiento y menor daño ambiental que las fibras sintéticas, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *