viernes , 20 septiembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » En la Mixteca, apuestan a la cebada
Ante los arreglos con una cervecera, los productores mixtecos han abandonado el trigo y lo cambiaron por la cebada. FOTO: Emilio Morales Pacheco.

En la Mixteca, apuestan a la cebada

NADIA ALTAMIRANO. NVI NOTICIAS.

OAXACA DE JUÁREZ, Oaxaca. Depender del temporal, la falta de organización y el bajo precio para las cosechas ha mantenido a los productores de trigo en la decepción.

En San Juan Yucuita, en el Valle de Nochixtlán, Esteban López Hernández, sembró 12 hectáreas de trigo de las que esperaba obtener 35 toneladas, pero la falta de lluvia sólo le permitió obtener cinco.

A la par, como presidente del Comisariado de Bienes Comunales de Yucuita se encargó de sembrar cebada en diez hectáreas del ayuntamiento. De cada una están por cosechar hasta cinco toneladas por hectárea.

Algo similar lograran los seis productores que en conjunto sembraron 34 hectáreas de cebada que les devuelve la confianza en la agricultura, una actividad “bien difícil” porque “el exceso de lluvia o sequía nos hace daño”.

A diferencia del trigo o el maíz, la cebada necesita menos agua e invierten diez mil pesos por hectárea, dejando un margen de ganancia de 9 mil pesos por el precio fijo que han acordado con cervecera Heineken de México, el principal comprador a falta de mercado local.

“Está muy abandonado el campo, como productores estamos desorganizados y eso le quita fuerza a la actividad, nos vienen a pagar el maíz a 3.80 o 4 pesos el kilo”, acepta con decepción.

La siembra de cebada se está convirtiendo en una alternativa para ellos, pero el presidente del Sistema Producto Trigo del Estado de Oaxaca, José Ramos Castillo, calcula que para el ciclo de 2019 se duplique la producción.

En este ciclo cuya cosecha está por iniciar alrededor de 200 productores sembraron unas 500 hectáreas en 13 localidades del Valle de Nochixtlán, como Santo Domingo Yanhuitlán, Santa María Suchixtlán, San Mateo Yucucuy, Santiago Tillo, San Andrés Andúa, San Francisco Nuxaño y San Juan Sayultepec.

Se sembró también cebada en Santa María Chachoapam, San Antonio Perales, Santiago Amatlán, San Mateo Coyotepec, Asunción Nochixtlán y San Juan Yucuita.

En ese último ayuntamiento se estima que el rendimiento por hectárea alcance las cuatro o cinco toneladas por hectárea, cuando el promedio es de tres.

Para alcanzar ese resultado influyeron “los buenos cuidados: fertilización a tiempo, se combatió las plagas en cuanto se detectaron”.

En conjunto esperan cosechar en estos días mil 200 toneladas de cebada y si vuelven a contar con el apoyo oficial para adquirir la semilla, la producción se podría duplicar en 2019.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *