jueves , 14 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Oaxaca » En Oaxaca, 15 asuntos agrarios peligrosos

En Oaxaca, 15 asuntos agrarios peligrosos

JUCHITÁN, Oax.—La muerte de cuatro campesinos, ocurrida el lunes en la región mixe de San Miguel Quetzaltepec, es tan sólo una pequeña muestra del alto grado de la explosividad que envuelve a los conflictos agrarios en la entidad, reconoció el diputado perredista, Temístocles Muñoz.

En esa apreciación coincidió el subsecretario de Gobierno de Oaxaca, Joaquín Rodríguez Palacios, quien advirtió que de los 350 problemas agrarios que persisten en Oaxaca, 15 de ellos son altamente peligrosos y que en cualquier momento pueden explotar.

Oaxaca posee 85% de tierras de propiedad social, entre comunal y ejidal, que en su conjunto forman una superficie de casi 7.5 millones de hectáreas, con serios conflictos agrarios que han arrojado saldos trágicos, como el que ocurrió el 31 de mayo de 2006, con la muerte de 26 campesinos en Agua Fría, en la región de la sierra sur.

“Como diputados y dirigentes de organizaciones sociales, nosotros le hemos pedido al gobierno de Oaxaca su intervención para atender los llamados focos rojos y focos amarillos, pero en este año nos dijeron que la Reforma Agraria (SRA) le negó recursos a la entidad”, dijo el legislador de origen mixe, Temístocles Muñoz.

Así lo confirmó el subsecretario Joaquín Rodríguez Palacios, quien acusó al titular de la SRA, Abelardo Escobar Prieto, de “dejar en el desamparo la atención de unos 350 conflictos agrarios que aún prevalecen en la entidad” y advirtió que dirigentes de las organizaciones sociales se aprestan a movilizarse en el DF.

Rodríguez Palacios recordó que entre los conflictos de mayor riesgo y que pueden estallar en cualquier momento se encuentran los que protagonizan los huaves de San Francisco del Mar, con los zapotecas de San Francisco Ixhuatán, en la región del Istmo. Dicho conflicto es por la posesión de casi 30 mil hectáreas, nació en 1972.

También se refirió al añejo lío agrario existente entre Santiago Amoltepec y sus vecinos de Zaniza, Textiltán, Yucutindó y Zenzontepec, que ha dejado más de 100 muertos en la sierra sur. Y mencionó además el que existe entre San Isidro y San Miguel Aloapan, en la sierra norte de la entidad.

“Si el gobierno conoce la existencia de esos conflictos, ¿por qué no actúa?, ¿por qué permite que se derrame la sangre de los indígenas y después pretende llevarlos a la mesa del diálogo?”, cuestionó el legislador Temístocles Muñoz.

“En todos los conflictos hay diálogos que se impulsan a través de una comisión interinstitucional, donde participan los funcionarios estatales y federales y las comunidades a través de sus representantes”, respondió Encar Zamora, director del programa de conciliación agraria de Oaxaca.

El problema de fondo, puntualizó Rodríguez Palacios, es que la Federación le ha negado a Oaxaca los recursos para atender y resolver esosproblemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *