domingo , 17 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Tlaxcala » En riesgo de desaparecer lenguas indígenas en Tlaxcala

En riesgo de desaparecer lenguas indígenas en Tlaxcala

TLAXCALA, Tlaxcala. En Tlaxcala, sólo existen 25 mil 300 indígenas que hablan una lengua materna (náhuatl y otomí) de acuerdo con el recuento que llevó a cabo en 2005 el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), por lo que en las próximas dos décadas podría desaparecer, de no presentar programas y asignar mayor recursos de los gobiernos estatal y federal.

Sin embargo, los familiares de estas personas no hablan la lengua, pero la entienden, por lo que unos 65 mil tlaxcaltecas la practican.

El titular de la Dirección de Pueblos Indígenas del Sepuede, Germán Zamora Castillo, precisó que de acuerdo al Inegi, en San Juan Ixtenco, cuya población es de ocho mil habitantes, ya sólo quedan 300 personas de edad adulta que hablan la lengua otomí; sin embargo, en la encuesta que realizó la Dirección de Pueblos Indígenas el año pasado, obtuvieron que son 900 las personas que practican la lengua.

En México existían hasta hace unas décadas 122 lenguas maternas, pero a la fecha sólo quedan 62, de las cuales en la entidad se habla el náhuatl y otomí.

Ante este problema, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró el 21 de febrero como Día Internacional de la Lengua Materna Indígena con la finalidad de rescatarla.

El también indígena, lamentó que desde la gubernatura de Beatriz Paredes Rangel no le tomaron importancia a los pueblos indígenas, “hasta se atrevieron a decir que en Tlaxcala ya no existían los indígenas y que ya se habían acabado, lo mismo pasó en el periodo de gobierno de José Antonio Álvarez Lima y Alfonso Sánchez Anaya”.

Explicó que durante el periodo de Paredes Rangel se pudo crear la Subdelegación de Pueblos Indígenas, pero “con esa declaración que hizo la gobernadora nada se pudo hacer”.

DIFIEREN EN CIFRAS INEGI Y PUEBLOS INDÍGENAS

Mientras que Germán Zamora Castillo consideró que la poca conservación del otomí se debe a que la población de San Juan Ixtenco es fluctuante por el fenómeno migración, ya que algunas personas se van contratadas a Canadá y Estados Unidos de Norteamérica, aunque la gran mayoría son indocumentados o ciudadanos que emigran a otras entidades y luego regresan.

Por ello, expuso que es importante que los gobiernos estatal y federal asignen mayores presupuestos a este rubro, toda vez que esta lengua podría desaparecer en unos 20 años ya que las personas que más lo hablan tienen entre 55 y 65 años de edad y el promedio de vida es de 72 años según el Inegi.

PROGRAMAS PARA RESCATE DE LAS LENGUAS, PIDEN APOYO DE ALCALDES

El Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC) y la Dirección de Pueblos Indígenas, afirmaron que recientemente convocaron a los alcaldes de San Pablo del Monte, Tenancingo, Acuamanala, Teolocholco, Tetlanohcan, Tlaltelulco, Contla de Juan Cuamatzi, Chiautempan, Tzompantépec, Santa Cruz Tlaxcala, Cuaxomulco, Huamantla, San José Teacalco, Ixtenco y Zitlaltépec para que cumplan con la ley y aporten recursos económicos para fortalecer, amén de que propongan programas que permitan el renacimiento de estas lenguas.

“Estamos exhortando a los nuevos alcaldes para que fortalezcan programas y llevemos más obras e infraestructura a las comunidades que hablan la lengua y que no tienen oportunidades”.

Otro de los proyectos que difundirán entre las comunidades, son los programas que opera el ITC a través de Culturas Populares, mediante cursos de capacitación, “para ello, hemos citado a todos los presidentes municipales para el lunes 25 de febrero, definamos las políticas que permitan el rescate y preservación”.

“Basados en la nueva Ley de Población Indígena en Tlaxcala, los municipios están obligados a aplicar recursos económicos para capacitar a la gente y ésta a su vez lo haga con otras”.

Señaló que acordarán con los alcaldes involucrados para que paguen un instructor, cuyo requisito sea que no sólo hable la lengua, sino que sea nativo de las comunidades cercanas a La Malinche donde se tiene la cultura viva.

Otro proyecto es la grabación de un disco en náhuatl en el que se integrarán diálogos, apoyado por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), mismo que será difundido a través de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) y de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *