sábado , 26 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Internacionales » Entre la controversia y los beneficios

Entre la controversia y los beneficios

Agencia ID…
Frente a la necesidad creciente de alimentos y el persistente cambio climático, el sector agroindustrial requiere variedades de cultivo con rendimientos altamente potenciales y mejores formas en el manejo, a fin de lograr aumentar la productividad y la sustentabilidad de estos productos.

Sin embargo, luego de que la biotecnología incorporó, en años recientes, la ingeniería genética, la más controvertida herramienta por los alcances que tiene y las consecuencias que puede generar, los investigadores defienden la inocuidad de los llamados transgénicos y aseguran que hay grandes beneficios para la nutrición humana.

Para José Miguel Mulet, profesor e investigador de la Universidad Politécnica de Valencia, en España, los transgénicos son una herramienta muy frecuente en los laboratorios científicos, pues alrededor de 200 nuevas variedades se descubren cada mes y, por tanto, no debería haber debate sobre el tema.

El experto en biotecnología sostiene que los avances han sido tales que hoy los organismos genéticamente modificados (OGM) ya ofrecen beneficios adicionales para la nutrición humana, y otros serán dados a conocer conforme avancen las investigaciones.

Actualmente, los transgénicos autorizados para su uso en la agricultura son los llamados de primera generación, que tienen la capacidad de resistir a plagas y herbicidas, además de representar a horticultores un ahorro en la compra de compuestos químicos empleados para combatir insectos y organismos que afectan severamente al cultivo y, por consecuencia, los alimentos resultan baratos para el consumidor final.

Pero los conocimientos científicos y sus posibles aplicaciones en el campo han trascendido, ya que los transgénicos de segunda generación que prometen mayores frutos aún son evaluados para su pronta comercialización; por ejemplo, países asiáticos ya aceleran la aprobación del arroz que sintetiza la vitamina A.

Sobre el tema, el también investigador del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, en España, ha comentado que el arroz es un grano indispensable en naciones del sureste asiático como Vietnam, China y Laos, cuya población de consumidores representa 25 por ciento a nivel mundial.

“Allí, las personas de menores recursos económicos sólo tienen acceso a este alimento que actualmente carece de vitamina A, y que ante el déficit de la sustancia ya existen varios problemas de salud, principalmente de ceguera seca (oftalmia) e infantil”, argumenta Mulet.

Bajo este panorama, el especialista refiere que el temor en torno a los cultivos transgénicos es fruto de los comentarios negativos generados por algunas organizaciones no gubernamentales (ONG), y que tienen un enorme riesgo ante la información poco sustentada científicamente.

“Pero la situación ha ido cambiando; por ejemplo, Alemania, un país que se oponía a esta propuesta tecnológica, ya desarrolla una papa transgénica a través de una compañía privada, de manera que para comprender los organismos genéticamente modificados hay que tomar en cuenta los intereses de cada estado”, concluye el científico español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *