Inicio » Noticias » Estatales » Escasez de agua en Tapalpa estaría vinculada a sobre explotación agrícola

Escasez de agua en Tapalpa estaría vinculada a sobre explotación agrícola

ADRIANA LUNA. EL HERALDO DE MÉXICO.

Los campos de arándanos, frambuesas, fresas conocidos como los frutos del bosque estarían absorbiendo hasta el 93% del agua en la región

 

 

 

 

 

Los campos de berries estarían secando acuíferos. FOTO: ESPECIAL

El municipio de Tapalpa enfrenta escasez de agua para satisfacer las necesidades de la población que crece cada día. Desde que fue catalogado como Pueblo Mágico, su desarrollo se ha dado sin planificación científica. La transformación de sus cuencas tiene que ver también con el cambio de uso de suelo para la producción agrícola. Los campos de berries (fresas, frambuesas, moras, arándanos), agave y papa estarían absorbiendo más del 90% del agua en el subsuelo.

El académico de Ingeniería Ambiental del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), David Rizo, en entrevista con El Heraldo de México, advierte que se está alterando el ciclo hidrológico de la zona forestal.

“La población ha ido aumentando y eso es un factor, pero la falta de agua para las personas en las regiones, a lo mejor podría tener relación con los cambios de uso de suelo que se han hecho. Si se cambia el uso de suelo a una vocación distinta a lo forestal se altera el ciclo hidrológico, se disminuyen las recargas de los acuíferos y dado que el 93 % del volumen extraído es para agricultura ahí podríamos poner el acento”.

El desarrollo de la región Sur de Jalisco, sin planificación científica, trae repercusiones rápidamente porque las autoridades han tomado decisiones sin contar con información certera y confiable.

“Vale la pena reflexionar si dicha escasez (de agua) está relacionada con la forma en que se han ido priorizando los recursos, si se ha privilegiado el abastecimiento para la población de acuerdo con el Artículo 4 o si se han ido favoreciendo otro tipo de producciones que tienen un gran valor comercial.

Dado que es un sistema de recursos limitado, hay que considerar si es compatible llevar a cabo las actividades de agricultura intensiva y de turismo al mismo tiempo que queremos abastecer a la población”.

Rizo subraya que urge un estudio hidrogeológico en la zona para lograr una planificación de los recursos acuíferos de una forma más adecuada y que este se reproduzca en toda la región Sur y en otros lugares de la entidad con la misma problemática. Simplemente los estudios hidrológicos de Tapalpa datan de hace casi 50 años.

“En lo particular a quienes estudiamos la hidrología nos preocupa que no se cuente con datos confiables sobre la disponibilidad del agua en la región, no se han llevado estudios de caracterización de acuíferos en Tapalpa desde 1973, si no se cuenta con información para tomar decisiones que estén basados en datos técnicos, en información científica sí pudiera considerarse negligencia, dada la importancia que tiene el agua subterránea en la región”.

 

 

 

 

Planta de Tratamiento en Juanacatlán luce abandonada (Foto: Adriana Luna)

El Heraldo de México publicó el pasado 27 de mayo la problemática en el abastecimiento de agua que enfrentan los poblados de San Miguel y Juanacatlán, ubicados en el municipio de Tapalpa. Los habitantes de San Miguel tienen 50 años sin servicio de agua potable. Mientras que el pueblo de Juanacatlán tiene una planta de tratamiento inservible que arroja las aguas negras a un riachuelo que fluye hacia la presa Ferrería de Tula. El investigador señala que los gobiernos anteriores actuaron con negligencia porque tomaron decisiones sin consultar a los especialistas hidrológicos.

“Una negligencia que tiene mucho tiempo, no solamente en Tapalpa y en Jalisco sino en México. Consideramos que la escasez del agua en el territorio es fruto de la falta de planificación adecuada y de cómo se han ido priorizando los programas de desarrollo. Asumimos que esto es resultado de un profundo desconocimiento de los recursos hídricos de la región”, apuntó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *