martes , 12 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » Establecer control de calidad en producción y venta de dulces, pide diputada Mercado Sánchez

Establecer control de calidad en producción y venta de dulces, pide diputada Mercado Sánchez

COMUNICACIÓN SOCIAL CÁMARA DE DIPUTADOS.

Se requiere establecer un efectivo control de calidad en la producción y venta de dulces mexicanos, porque se han encontrado altas concentraciones de plomo, urgió la diputada María Victoria Mercado Sánchez (MC) a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Además, emitir una alerta sanitaria en el país y realizar las investigaciones pertinentes para que las empresas “ya no elaboren esos productos y, de hacerlo, reconsideren las sustancias e ingredientes que utilizan”.

En un punto de acuerdo, turnado a la Comisión de Salud, Mercado Sánchez argumentó que el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) realizó diferentes estudios a dulces mexicanos, donde se reveló que los más consumidos poseen elevadas concentraciones de plomo, situación que afecta la salud y el neurodesarrollo de los niños que los consumen.

“Se reportó que 20 caramelos presentan altos niveles de plomo, sobrepasando los límites permitidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos”, entre los que se encuentran: Rockaleta Diablo, Tamarindo, Ricaleta Chamoy, Tutsi Pop e Indy Marimbas, lo cual es muy alarmante, ya que están al alcance de los niños y representan un riesgo para su salud, precisó.

La secretaría de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables destacó que es imprescindible tomar cartas en el asunto, porque no se respetan las reglas para sacar a la venta un producto. “Las empresas se enfocan más a que su economía aumente sin importarles los riesgos, y lo más preocupante es que ponen en peligro la vida de muchos niños”.

Debe informarse a todas las personas sobre el peligro en el que se encuentran sus niños por dejar a su alcance estos productos. “Es necesario que se informe y se emita una alerta sanitaria en el país”, insistió.

Explicó que “el plomo es un compuesto toxico que se acumula en el sistema nervioso central y es particularmente perjudicial en el desarrollo mental de los niños”; entra al organismo mediante inhalación y por ingestión, llegando al sistema circulatorio a través de los pulmones y el tracto digestivo, y por lo regular se excreta por las vías urinarias y las heces, hasta eliminarlo por completo del organismo.

Si existe una excesiva cantidad, parte de ese plomo no podrá eliminarse del cuerpo humano y puede provocar severos problemas en la salud, como anemia, fatiga, dolor de cabeza, insomnio, hipotensión, pérdida de peso, problemas gastrointestinales, daño en el sistema nervioso, problemas de riñones, palidez, desnutrición y fatiga motriz, entre otras afectaciones.

Por ello, es necesaria la intervención de la Profeco, Sagarpa y Cofepris, a fin de solucionar esta problemática y proteger la salud de los consumidores, en particular de los infantes.

PROPOSICIÓN Con punto de acuerdo, relativo a solicitar a diversas autoridades la implantación de un estricto control de calidad en la producción y venta de dulces mexicanos dadas las altas concentraciones de plomo en ellos, a cargo de la diputada María Victoria Mercado Sánchez, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano

La suscrita, María Victoria Mercado Sánchez, diputada integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, de la LXIII Legislatura de este honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 6, numeral 1, fracción I; 62, numeral 2, y 79 fracción II, numeral 2, fracciones I, II y III, del Reglamento de la Cámara de Diputados, se somete a consideración de esta asamblea, la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:

Exposición de motivos

En días pasados, en los noticieros y en las redes sociales se comenzó a difundir que se realizaron diferentes estudios a dulces mexicanos. Especialistas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) encontraron cantidades elevadas de plomo en los dulces, siendo muy alarmante, ya que estos dulces están al alcance de nuestros niños pequeños y representan un riesgo para su salud.

“El plomo es un compuesto toxico que se acumula en el sistema nervioso central y es particularmente perjudicial en el desarrollo mental de los niños”.1

Éste entra al organismo por dos formas: la primera es por inhalación y la segunda, por ingestión, por lo que llega al sistema circulatorio a través de los pulmones y el tracto digestivo, y se excreta por las vías urinarias y las heces; por lo regular, éste se elimina por completo del organismo, sin embargo, si existe una excesiva cantidad en el organismo, parte de ese plomo no podrá eliminarse del cuerpo humano y puede provocar severos problemas en la salud.

Algunas de las enfermedades que se pueden presentar debido a la existencia de plomo en el organismo son las siguientes:

-Anemia
-Fatiga

-Dolor de cabeza
-Insomnio

-Hipotensión
-Pérdida de peso

-Problemas gastrointestinales
-Daño en el sistema nervioso

-Problemas de riñones
-Palidez

-Desnutrición
-Fatiga motriz, etc.

“El mismo Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) reveló que los dulces más consumibles en México poseen altas concentraciones de plomo, una situación que afecta la salud y el neurodesarrollo de los niños que los consumen”.2

Se reportó que 20 caramelos presentan altos niveles de plomo, sobrepasando los niveles que han sido permitidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

La doctora en Epidemiología Ambiental y Ocupacional adscrita al Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto, Marcela Tamayo y Ortiz, comentó que, tras varios años de trabajo, los resultados fueron publicados en 2016, en la revista Environmental Research , los cuales indicaron que entre los dulces que tenían concentraciones de plomo por encima del límite están: Rockaleta Diablo (0.70 ppm), Tamarindo (0.37 ppm), Ricaleta Chamoy (0.19 ppm), Tutsi Pop (0.13 ppm) e Indy Marimbas (0.22 ppm).

Es importante que se tomen cartas en el asunto, ya que no se están respetando las reglas para poder sacar a la venta un producto; las empresas se están enfocando más a que su economía incremente sin importarles los riesgos a los que nos están exponiendo; y, lo más preocupante, que ponen en peligro la vida de muchos niños que consumen estos dulces, ya que es norma a su edad. Además debe informarse a todas las personas el peligro en el que se encuentran por dejar al alcance de sus niños estos productos. Es necesario que se informe y se emita una alerta sanitaria en el país, además de que se realicen las investigaciones pertinentes para que las empresas ya no elaboren esos productos o, en dado caso, que reconsideren las sustancias y los productos con que elaboran los dulces.

Punto de acuerdo

Único. Se solicita respetuosamente a la Procuraduría Federal del Consumidor, a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios implementar un alto control de calidad en la producción y venta de dulces mexicanos, debido al estudio que se realizó donde se encontraron altas concentraciones de plomo en ellos, así como emitir una alerta sanitaria en el país.

Notas

1 Registro de Emisiones y Transferencias Contaminantes.
http://www.mma.gob.cl/retc/1279/article-43788.html

2 Ídem.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a los 28 días del mes de septiembre del 2017.

Diputada María Victoria Mercado Sánchez (rúbrica)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *