La red de tratados comerciales y la sanidad en la producción de alimentos de México han permitido exportar cerca de 40,000 millones de dólares, sobre todo con Estados Unidos que debe cuidarse y que a la vez representa enormes retos para los próximos años en “estacionalidad y el cumplimiento en materia laboral”.

Así lo expresó en entrevista el empresario Juan Cortina Gallardo, candidato a presidir el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), organismo encargado del 75% de las exportaciones agroalimentarias en el país, quien definió que “es indispensable hacer una defensa muy vigorosa tanto en materia laboral como todo lo relacionado con la estacionalidad de los productos agrícolas”, pues entraremos a una fase más proteccionista a nivel mundial, ya se ha vivido con las berries, el azúcar y el tomate, pero hacia adelante se volverá más común.

Para ello, el empresario que ha representado a la Cámara Azucarera dijo que ya iniciaron con un profundo análisis para hacer un planeación estratégica para los próximos dos años, “por ejemplo en granos y oleaginosas, que representa 14% del PIB agroalimentario y está el 70% de los productores (3.5 millones) se requieren políticas diferenciadas; es decir, buscar el apoyo para las coberturas de precios, todo el tema de la comercialización es muy importante; hay que entender y expandir la agricultura por contrato; que llegue el financiamiento a tasas competitivas e infraestructura (almacenamiento, tecnificación de riego); además de que México compite en un terreno disparejo en lo que corresponde a granos y oleaginosas, ya que mientras en Estados Unidos se otorgan subsidios millonarios, en nuestro país se disminuyen los presupuestos”.

El otro sector importante para México es el pecuario, representa el 42% del PIB alimentario, “aquí necesitamos fortalecer Senasica para que no se vaya a perder la inocuidad animal, pero también tenemos que hacer más rápidos y eficientes en los temas de protocolos. Este año se perdió una oportunidad para mandar más carne de cerdo a China porque no se aterrizó el protocolo”.

En cuanto a la hortofrutícola que es muy exitosa con 22% del PIB agroalimentario, donde el T-MEC permitirá crecer este sector; “pero será muy importante la defensa de los mercados, referente a la estacionalidad, y demostrar que podemos ser más eficientes y competitivos ganando mercados en berries pimientos; tenemos que cuidar mucho el tema laboral, porque el sector quiere cumplir con todas las políticas y las regulaciones, pero no queremos que se use como una barrera comercial. Asimismo, será importante la apertura de mercados, pues el 80 %de las exportaciones se van a Estados Unidos y Canadá.

México cuenta con 13 países o regiones en donde tiene firmados tratados, y presentan oportunidades interesantes para seguir creciendo; está pendiente la firma con Corea; se tiene que concluir con la firma del nuevo acuerdo de libre comercio modernizado con la Unión Europea, falta que el Senado de México lo ratifique, “ahí nada más entrarían el 80% de los productos sin aranceles”.

Respecto a la agroindustria (Gamesa, Bimbo) que son importantes porque jalan a todo el sector; con ellos es importante todo el tema de normas, “traen problemas con la devolución del IVA, y obviamente el tema de Estado de derecho porque les ha pegado el bloqueo de carreteras”.