Inicio » Carrusel » Estancada, producción de vainilla

Estancada, producción de vainilla

MARÍA ELENA FERRAL. DIARIO DE XALAPA.
 Vainilla2“No hay mercado, ni apoyos oficiales, pero sí hay mucha corrupción”
Estancado, a la deriva y sólo beneficiando a unos cuantos principalmente al dirigente, así se encuentra el Consejo Estatal de Productores de Vainilla que preside Crispín Pérez García, el cual sólo lo utiliza para beneficiarse y enriquecerse, sin que ninguna autoridad haga algo para frenarlo, ni siquiera los productores que andan más preocupados por la falta de apoyos oficiales que los han llevado a abandonar sus huertos y por la falta de mercado para comercializar su aromático, producto que amenaza con extinguirse”, señaló el productor Heriberto Larios Rivera.

Lamentando que “nadie, ninguna organización, ni ningún productor se manifiesta, ni hace ningún pronunciamiento por la búsqueda de mercados nacionales e internacionales para colocar la producción de vainilla de la región, a pesar de la crítica situación por la que atraviesa actualmente ese sector que a ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno le interesa, pues está en el más completo abandono, situación que pone en riesgo a este municipio que podría dejar de producir el aromático producto.

El productor y exportador de vainilla, Heriberto Larios Rivera, lamentó “la falta de apoyos por parte de los Gobiernos Federal y Estatal, pero sobre todo, la corrupción al interior del Consejo Estatal de Productores de Vainilla, que -esfuma-, los pocos recursos que obtiene para impulsar este cultivo, lo que ha originado que la producción vainillera vaya en decadencia en Papantla, que parte de su fama mundial, también ha sido por la calidad del aromático fruto que produce, pues la crisis mantiene atrapados a los productores de ese rubro”.

Larios Rivera mencionó que en esa misma situación se encuentran los cultivos de chile, de maíz, de frijol, hasta de cítricos, incluyendo a la ganadería, entre otros, porque al igual que la vainilla no tienen comercio, no tienen mercado, no tienen dónde vender, por eso “el campesino queda todavía discriminado, pobre y sin dinero para poder trabajar sus tierras, debido a la falta de apoyos oficiales y de mercado para su comercialización”.

Pero lo más lamentable es que encima de esa situación “los productores tiene que soportar a su dirigente corrupto, Crispín Pérez García, que ha hundido al Consejo Estatal de Productores de Vainilla, pero al mismo tiempo se ha beneficiado junto con sus cercanos colaboradores, por ello urge que los vainilleros despierten de su letargo, que hagan una limpia, una depuración en esa dependencia para que los productores puedan salir adelante, pues cada día que pasa se están hundiendo más, los está endeudando y los lleva directo a la quiebra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *