Inicio » Carrusel » Estudian propiedades de la miel de las vinguinas

Estudian propiedades de la miel de las vinguinas

KARLA MUÑETÓN. EL SOL DE TLAXCALA.

La intención es determinar sus propiedades medicinales, dice la científica Nathalie Cabirol.

TLAXCALA. Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) analizan las propiedades y la composición de la sustancia que almacenan en su abdomen las hormigas mieleras, también conocidas como vinguinas.

La intención del grupo de estudiosos del Departamento de Ecología y Recursos Naturales, de la Facultad de Ciencias de la UNAM es conocer el microbioma de la especie que es posible encontrar en Tlachco y Huitznahuac, comunidades de Santa Cruz Tlaxcala, así como en zonas de Contla y Cuaxomulco.

En la visita hecha a la entidad, Nathalie Cabirol, académica del Departamento de Ecología y Recursos Naturales de la UNAM, explicó que harán estudios para determinar si esa ligamaza (sustancia compuesta por glucosa y fructuosa) tiene alguna propiedad curativa, medicinal o antibiótica, ya que tradicionalmente es usada para combatir enfermedades oculares.

Añadió que la investigación les permitirá conocer las características físicas y químicas de esa miel, como el PH, el color y la consistencia, así como los azúcares y proteínas que pueda contener, pero lo más importante -destacó- es constatar que haya o no presencia de una molécula (que hay en la miel de abejas) con propiedades antibacterianas.

“Sería interesante ver qué actividad hay a nivel de esas hormigas, porque seguramente existen procesos bioquímicos que no se llevan a cabo solo por la hormiga y podría haber la intervención de otros microorganismos”, explicó.

Añadió que también analizarán las características de la membrana que separa el cuerpo de la hormiga de la cavidad donde almacenan la miel, y determinar si después de que la miel es extraída el abdomen se vuelve a llenar.

Explicó que al ser una investigación inicial de una especie cuya existencia desconocían, sus trabajos serán diversos, de ahí que también analizarán su particular forma de alimentarse y la variabilidad de la genética entre las especies, pues han sido identificados por lo menos cuatro colores diferentes de miel.

En la charla, la doctora en Ecología Microbiana compartió que no sabían de la existencia de las vinguinas sino por el reportaje publicado por El Sol de Tlaxcala en 2019, y que acudió a la entidad no solo para conocer la especie, sino también para colaborar con los ciudadanos en la preservación de la hormiga mielera y de su entorno.

Aseveró que tal como lo han hecho en comunidades indígenas de Ixmiquilpan, Hidalgo y de Papantla, Veracruz, en esta ocasión colaborarán con don Zeferino Hernández, campesino de Santa Cruz Tlaxcala, para que las vinguinas no desaparezcan y que los resultados de la investigación puedan ser usados en favor de la comunidad.

Nathalie Cabirol, académica del Departamento de Ecología y Recursos Naturales de la UNAM, realiza una investigación en Tlaxcala sobre las vinguinas. FOTO: CÉSAR RODRÍGUEZ.

BUSCAN PROTEGER LA ESPECIE

Incluso, sugirió la creación en Tlaxcala de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre, conocidas como UMA’s, que permitan proteger la hormiga mielera, pero aclaró que ese proyecto, al igual que la investigación que han iniciado, depende del recurso económico.

Parte de lo recabado en Tlaxcala acerca de las vinguinas servirá también para la integración de un estudio sobre tipos de mieles, que está a cargo de Nicolás Dudermel, quien busca comparar esos fluidos con los de las abejas europeas domésticas, de las nativas sin aguijón y de avispas de la Ciudad de México.

En su oportunidad, don Zeferino Hernández, quien en Santa Cruz Tlaxcala cuida de esa especie, explicó que comparte sus conocimientos sobre la hormiga mielera ya que busca una retribución de trabajo para la conservación de la especie y su entorno.

Como en su momento lo informó este Diario, los meses de abril y mayo son la época en la que las hormigas se alimentan suficientemente del néctar de las flores y frutos de temporada.

En la sociedad de estas hormigas existe un grupo conocido como “repletas”, cuya peculiaridad es que su abdomen se puede estirar fácilmente, logrando almacenar gran cantidad de miel.

Además, las portadoras de miel sirven como una especie de almacén para alimentar al resto de las hormigas, es decir, su función es permanecer inmóviles en el techo de las galeras del nido, mientras las obreras se encargan de recolectar y llenar sus “bolsas” de ligamaza (sustancia compuesta por glucosa y fructuosa).

DAÑO AMBIENTAL

Pesticidas y plaguicidas disminuyen la reproducción de la hormiga mielera.

DATO

  • La miel de las vinguinas ha sido incorporada a cervezas artesanales por el chef Iván Fernando del Razo, en su restaurante Mexko, quien descubrió que esa sustancia acelera la fermentación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *