Inicio » Noticias » Estatales » Chiapas » Exigen a comuneros respetar territorio maya

Exigen a comuneros respetar territorio maya

ADOLFO ABOSAID. CUARTO PODER.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas. A través de un documento firmado por Roger Heli Díaz Guillén, asesor jurídico del Pueblo Maya Lacandón, diferentes comunidades del municipio de Ocosingo (mayas lacandones) piden a comuneros tzeltales y choles a que respeten el territorio ajeno, tomando en cuenta que apenas sobreviven 320 mil de las 614 mil 254 hectáreas que albergaban a la selva Lacandona.

Dentro de la misiva insisten en que este grupo indígena no se meta al territorio maya lacandón, espacio que representa su forma de vida de los últimos siglos y forma parte de su cosmovisión.

“Que la atención del gobierno federal y del estado considere el diseño e implementación de políticas públicas tendientes a recuperar los ecosistemas perdidos en territorios administrados y devastados en 40 años desde que fueron reubicados en nuestras tierras comunales”, puntualiza el documento.

Dentro de la petición, las comunidades mayas lacandonas aseguran que las hectáreas fueron reconocidas como bienes comunales en 1971 y que forman parte de la Reserva de la Biosfera de Montes Azules.

Los inconformes insisten en que la información que emiten los tzeltales y choles, quienes -dice el escrito- están apoyados por 15 comuneros lacandones sin respetar el bien que se persigue en el territorio maya lacandón, no debe generar confusión en la población para regular poblados en la Reserva de Montes Azules porque, según lo que manifiestan los asesorados por Díaz Guillén, se busca parcelar la selva y poblarla con más personas, lo que provocará un impacto al ecosistema.

“Manifestamos y reiteramos nuestra voluntad de dialogar para lograr una convivencia pacífica y armónica entre grupos indígenas que compartimos el territorio comunal”, remarcan los quejosos.

Finalmente, dentro de la petición, las comunidades puntualizan que es necesario despertar conciencia para entender que no se puede hacer el uso de suelo para la agricultura o ganadería; más bien, lo que se tiene que aplicar es una “relación diferente del hombre con la naturaleza”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *