Inicio » Noticias » Estatales » Morelos » Explotación infantil, cáncer del Siglo XXI

Explotación infantil, cáncer del Siglo XXI

RODOLFO ROMERO. EL SOL DE CUERNAVACA. No escapan de este mal, muchos niños morelenses.
CUERNAVACA, Morelos. Aunque para la mayoría de infantes el 30 de abril significa alegría, juego, convivencia y armonía. Para un grupo no tan pequeño pasa desapercibido debido a la pobreza y marginación, pero también maltrato, explotación y desprecio. Niños (as) que día con día amanecen con la esperanza de ver una nueva luz en el horizonte, pues en pleno desarrollo lo que viven es un infierno y de la que no escapan los llamados niños de la calle que en Morelos existen y no hay por qué negarlo, por el contrario, alguien debe ayudarlos.

Lo anterior, aunque para muchas personas resulte sólo otra oda al consumismo, la historia detrás del Día del Niño tiene un origen muy bien definido. En 1954 la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución por la cual se establecería el “Día Universal del Niño” con el fin de promover anualmente un día consagrado a la fraternidad y entendimiento entre los niños y niñas del mundo entero.

El organismo encargado para desarrollar ese proyecto fue la Unicef.

Desde entonces, son más de cien los países que celebran la fecha, a pesar de que la fecha estipulada varía de acuerdo al lugar. En México corresponde el 30 de abril.

Por lo general, se organizan una serie de actividades culturales y de entretenimiento y expresión artística, además de distribución de juguetes entre las poblaciones más necesitadas, aunque el propósito vaya mucho más lejos.

El Día del Niño es una oportunidad para llamar la atención de los entes gubernamentales en lo que se refiere a las necesidades infantiles y de los padres para que estén al tanto de lo que pueden exigir. Igualmente, se busca informar a los niños para que ellos sepan cuándo son víctimas de algún abuso o si no están recibiendo lo que por derecho les corresponde: educación, vivienda y una alimentación sana, entre otras cosas.

Es importante señalar que estos derechos les pertenecen sin excepción de ningún tipo a todos los miembros de la población infantil que en México aumenta considerablemente cada año.

EXPLOTACIÓN EN EL CAMPO

El Día del Niño es entonces un deber de los padres y un derecho de los más pequeños quienes a través de este estímulo y del reconocimiento de su valor como forjadores de un futuro no muy lejano, serán capaces de ofrecer a los demás, armonía y amor por las demás generaciones y una labor con muchos frutos.

En el campo mexicano casi 2 millones de niños, en su mayoría indígenas, son explotados por grandes productores y empresas trasnacionales, que les pagan salarios menores al mínimo y no cubren su ingreso a la seguridad social, aun cuando muchos terminan enfermos debido a que los cultivos son fumigados con pesticidas, denunciaron diputados de las comisiones de Agricultura, Desarrollo Rural y Especial para Niños, Adolescentes y Familias.

Organismos internacionales precisan que un millón más de niños de origen mexicano, trabajan en campos de Texas y California expuestos a plaguicidas y en situaciones similares a las de la esclavitud. “Es la expresión más cruda de la pobreza y abandono del campo mexicano, y no estamos hablando de los niños que, por tradición familiar, ayudan en las faenas después de asistir a la escuela, sino de una explotación extrema y organizada”.

EXPLOTACIÓN SEXUAL

La explotación sexual infantil en México va en ascenso. Casa Alianza, una de las agrupaciones civiles más activas en la atención de niños de la calle, informa que la Dirección General de Protección a la Infancia del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia tiene registrados 32 mil casos de niños y adolescentes afectados por esta práctica, mientras la cifra oficial es de 16 mil.

La organización no gubernamental refiere que una de sus preocupaciones principales es la facilidad que tienen los menores de edad en el acceso a Internet, desde donde actúan los enganchadores. Casa Alianza asegura que de 50 proveedores de servicios de acceso a la red sólo cuatro ofrecen software para protegerlos de este delito, mientras empresas de seguridad cibernética aseguran que entre 40 y 60 por ciento de los ingresos de Internet tiene relación directa con la pornografía.

La Explotación Sexual Comercial Infantil (ESCI) es un delito, una forma de explotación, como los trabajos forzados y la esclavitud, pero México no posee estadísticas sólidas sobre ese daño contra la niñez y la adolescencia, pues carece de información básica, oportuna y desagregada según sexo, edad, grupo étnico, ubicación geográfica y discapacidad, denuncia Patricia Carmona, integrante de la Red por los Derechos de la Infancia. En nuestro país sólo hay estimaciones, señala Carmona, a causa de la complejidad del tema, pero son imprecisas y constituyen parte del problema.

INEGI CIFRAS

Al menos tres millones de niños, principalmente indígenas, trabajaban en diversos sectores de la economía formal e informal, sin prestaciones laborales y bajo un sistema de explotación extremo, denunciaron diputados federales.

UNICEF OPINA

Unicef reconoció “los esfuerzos del gobierno mexicano y de la sociedad en su conjunto para mejorar el cumplimiento del derecho de los niños y niñas a ser protegidos contra el abuso y la explotación sexual”. En este sentido, la agencia de Naciones Unidas felicitó al Congreso mexicano por las diversas iniciativas que se han estado presentando en ambas cámaras, que de ser aprobadas “establecerán tipos penales claros y las sanciones proporcionales contra las bandas dedicadas a la pornografía y el lenocinio hacia niños y niñas”.

Estas reformas deben ser aprobadas “cuanto antes” sostiene la Unicef, y pidió a las autoridades “liberar los recursos necesarios y mostrar la voluntad política para implementar los trascendentales avances y reformas de los últimos años”.

Unicef consideró además que el “actual interés público por el abuso y la explotación sexual de niños” han creado un clima propicio para “fortalecer los servicios públicos de apoyo y orientación a las familias para prevenir la violencia y el maltrato dentro del hogar”, un factor que según el organismo contribuye a que los menores abandonen su hogar y sean más vulnerables.

Datos de la Unicef señalan que en México el 63 por ciento de los menores vive en la pobreza, 3,3 millones tienen que trabajar para apoyar a sus familias y más de un millón no van a la escuela. Actualmente la Agencia promueve una campaña para incluir el tema de los derechos de la infancia en el debate electoral, y exige a los candidatos a la Presidencia que “generen propuestas serias y viables”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *