Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 28 noviembre 2020
Inicio » Carrusel » Exportación de ganado, en riesgo por… un arete
El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y ganaderos mexicanos han levantado la bandera de alerta sobre el manejo del arete. Foto: Cuartoscuro.

Exportación de ganado, en riesgo por… un arete

Compartir es bueno:

JOSÉ ANTONIO SANDOVAL. LA RAZÓN.

Ganaderos elevan reclamos.

Cuestionan gestión administrativa de CNOG; señalan que provoca escasez y mercado negro de identificador Siniiga, requisito para salida de bovinos a EU.

El mercado ganadero que al año exporta hasta 1.3 millones de cabezas de ganado se encuentra en riesgo por las impericias administrativas en México, una situación que no ha pasado desapercibida en Estados Unidos. Y todo por un arete…

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y ganaderos mexicanos han levantado la bandera de alerta sobre el manejo del arete SINIIGA (Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado) que se le coloca a los animales y con el cual se garantiza su trazabilidad (mecanismo que registra los datos del bovino durante el proceso de producción hasta el consumidor final).

El USDA advierte que organizaciones mexicanas de productores de ganado llevan tiempo pidiendo medidas sanitarias más estrictas y trazabilidad para ayudar a proteger la industria nacional ante la entrada de ganado desde Guatemala.

Adicionalmente, el Departamento de Agricultura de EU ha señalado que, aunque el Sistema de Identificación de animales de México “es uno de los únicos programas que aún cuenta con financiamiento y apoyo” de la nueva administración federal, “la implementación y el cumplimiento seguirán siendo un problema”.

Esta última observación la realizó la USDA en febrero de 2019, un mes después de que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) acordara con representantes de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) reasignar recursos para fortalecer el Sistema Nacional de Trazabilidad Animal.

Mercado de la carne en riesgo. Foto: Especial.

EXCLUSIVIDAD Y RECHAZO

Sin embargo, el aretado de animales, cuyo manejo es exclusivo de la CNOG desde 2004, se está convirtiendo en fuente de inconformidades entre productores que han emprendido un movimiento en contra del uso del arete SINIIGA. Medios locales han dado cuenta de éste.

En Ciudad Valles, San Luis Potosí, el delegado de la Confederación Nacional Campesina (CNC), José Luis Ramiro Galero, aseguró que productores inconformes reclaman que el arete no ha cumplido con los objetivos, implica “trámites engorrosos” y se ha convertido en “un negocio para unos cuantos”.

En información de Tempoal, Veracruz, se señala que ganaderos afirman que el arete les ha acarreado afectaciones y tienen previsto manifestarse en Palenque, Chiapas, el próximo 20 de octubre.

Adicionalmente, existe una serie de inconformidades en las redes sociales que apuntan a que no cumple con la trazabilidad, que no controla el abigeato, e incluso provoca un mercado negro de aretes.

Aunque productores entrevistados por La Razón descartan que la función del arete sea controlar el abigeato, el ganadero Humberto Zapata sí reconoce la existencia de un mercado negro.

“El problema es que tú vas a la Asociación Ganadera local y en la mayoría de los casos no lo encuentras, y cuando eso sucede, el pequeño productor que tiene a la venta dos o tres becerros y tiene un problema familiar que lo resuelve con el ingreso de becerros, entonces en lugar de costarle 60 pesos ya puesto, le puede costar hasta 250 o 300 pesos, porque existe un mercado negro de aretes, que los encuentran muchas veces con la gente que acapara los animales y que después son mandados a otros estados para su engorda. Entonces ése es el problema, que el verdadero productor se ve afectado en el sentido de que no hay suficientes aretes en las asociaciones ganaderas locales”, dijo Zapata, productor de Guerrero.

Pero sería un mal negocio el retiro de los aretes, pues pondría en riesgo el estatus zoosanitario de los animales y entonces, literalmente, se cerraría la frontera al ganado mexicano.

Alberto Banuet, productor de Yucatán, advierte que pequeños productores en su rechazo al arete pueden provocar un problema serio al establecer tratos con coyotes:

“Sin esos aretes los americanos simplemente no nos van a comprar los becerros y México vende más o menos en promedio cada año entre un millón 200 y un millón 600 mil becerros, si no tuviéramos esos aretes, esos becerros se quedan en México y ese señor que se queja de precios bajos en el becerro, pues casi casi va a tener que pagar porque se los lleven, porque imagínese ¿a dónde se va a ir el precio de los becerros mexicanos? ¡al suelo!”.

  • EL DATO. En marzo Agricultura de Guatemala informó que había controlado 70 fincas ganaderas con presencia de brucelosis y tuberculosis.

 

Compartir es bueno:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *