miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Falta en Quintana Roo un centro de certificación mielera
La falta de un centro causa mayores gastos para los productores. FOTO: Javier Ortiz / SIPSE.

Falta en Quintana Roo un centro de certificación mielera

JAVIER ORTIZ. SIPSE / NOVEDADES QUINTANA ROO.

Más de mil toneladas de miel que se producen en Quintana Roo son registradas en Yucatán.

CHETUMAL, Quintana Roo. La falta de un centro de certificación para la calidad de la miel en Quintana Roo, provoca que actualmente más de mil toneladas del producto que se produce en la entidad terminan siendo registradas en Yucatán, provocando precios bajos y mayores gastos para los productores.

Víctor Ek Cohuó, acopiador de la cooperativa Kabi Habin de la comunidad de Blanca Flor, una de las que más producen en el municipio de Bacalar, señaló que es una situación que registran desde hace varios años.

Dijo que en el caso de esa agrupación, desde hace más de cuatro años están tocando puertas para contar con un lugar donde puedan certificar la calidad de la miel y puedan transportarla de manera directa hacia el mercado europeo donde comercializan gran parte de las 200 toneladas que producen al año en el municipio.

Recordó que desde hace más de cinco años construyeron parte del edificio donde concentran la miel y bodegas del producto terminado, pero no pudieron concluirlo, por lo que continúan certificando su producto en el vecino estado.

Según los lineamientos del Senasica (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) para un centro de certificación se requiere de una bodega para tambores nuevos, remodelación integral con pintura específica para piso y techos lavables, entre otras especificaciones, para lo cual requieren aproximadamente cinco millones de pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe), alrededor de mil toneladas de miel registradas en los centros de acopio de la ciudad de Valladolid, Yucatán, provienen de comunidades como Dziuché, Presumida, Señor, San José, San Román, Francisco I. Madero, Tihosuco, Santa Rosa, Tepich y parte de los Chunes.

De acuerdo con la dependencia, esta situación provoca variaciones en los datos reales sobre la producción relativa por estados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *