Inicio » Noticias » Estatales » Zacatecas » Felipe Calderón, sin plan agropecuario, asegura Mejía Haro

Felipe Calderón, sin plan agropecuario, asegura Mejía Haro

ZACATECAS, Zacatecas. El programa de acciones para apoyar la economía familiar anunciado por el Ejecutivo federal es un planteamiento incompleto, desesperado y populista que no resuelve los problemas de fondo de la crisis alimentaria y del campo mexicano, aseguró el senador del PRD Antonio Mejía Haro.

Los puntos anunciados, consideró, no forman parte de una política integral agropecuaria, sino que los proponen como una respuesta desesperada ante la crisis que se avecina en el mundo por la escasez de alimentos, por eso deben considerarse limitadas.

Una de las principales preocupaciones de las medidas adoptadas por el gobierno, dijo el legislador, es la entrada de productos de otros países sin aranceles, “es riesgoso, porque podemos terminar con la poca infraestructura y con las explotaciones que se tienen, tanto en el ámbito agrícola como en el ganadero”.

Dijo que las propuestas presentadas por el gobierno no fueron bien pensadas al proponer la cancelación de aranceles a la importación de productos como el trigo, arroz y maíz blanco.
“No podemos abrir indiscriminadamente nuestras fronteras, porque esto va a desfavorecer a la producción del campo mexicano”, advirtió.

Mejía Haro propuso la creación de una reserva estratégica de alimentos para que México no esté supeditado a que otros países surtan los productos básicos, pues en la actualidad nuestra nación depende, en forma considerable, de otras.

Por ejemplo, hay una dependencia de 33 por ciento en maíz proveniente de Estados Unidos, 85 por ciento en arroz, 95 por ciento en soya y 30 por ciento en carnes, explicó.

Antonio Mejía Haro comentó que la importación de productos no necesariamente es una mala medida, pero aseguró que la postura gubernamental es equívoca porque no se realizó un estudio sobre las disponibilidades de alimentos que tenemos y de la posibilidad de producción que hay en México.

“No estoy en desacuerdo que puedan entrar productos básicos libres de aranceles, pero en función de que se haga el estudio que determine qué productos se pueden importar, en qué cantidades y quiénes los importan”, explicó.

En entrevista, el senador por Zacatecas explicó que las importaciones casi siempre son sinónimo “de corrupción de funcionarios y grandes negocios para unos cuántos”, debido a que las fronteras “son muy porosas, nuestras aduanas han permitido que de todas las importaciones que se hacen de productos agropecuarios, 70 por ciento sean de contrabando técnico.

“Para lograr un México competitivo y un campo que responda a las necesidades alimentarias de la población, tenemos que dejar esa política de apostarle a las importaciones por la soberanía alimentaria”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *