jueves , 21 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Campeche » Fin a coyotaje y monopolio

Fin a coyotaje y monopolio

Por Esto…

CAMPECHE, Cam.- Campesinos maiceros del norte y el Camino Real, exigieron hoy al Gobierno del Estado y a la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) cumplir con el pago de los 250 pesos por tonelada y a la acerca que tiene oficinas en la ciudad de Mérida, aporten los 200 pesos que desde diciembre se comprometieron a pagarles por cada tonelada comercializada a un precio que actualmente no les satisface porque se establece en los Estados Unidos de Norteamérica.
Encabezados por Samuel Chan Mis, presidente de la Asociación de Productores Maiceros de los Chenes, exigieron al subsecretario de Agricultura de la SDR, Genaro Abreu Barroso, en ausencia del titular de la dependencia, Everardo Aceves Navarro –de quien se informó se ausentó a Veracruz o a Chiapas- que gestione la instalación en Campeche de las oficinas de la Aserca (Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios), que se encarga de facilitar la comercialización del país a la casi única compradora que es Maseca y que es una filial de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).
Los productores maiceros, molestos porque desde diciembre se acordó ese pago y sabían que los recursos, que cubrirían 120 mil toneladas de los maiceros de esa región, ya estaban depositados en una cuenta del Gobierno del Estado, exigieron ese pago a más tardar ese día, pero finalmente firmaron una minuta en la que aceptaron recibirlo el miércoles o jueves de la semana próxima.
El Secretario Técnico de la SDR, Arim Rodríguez de la Cruz les informó que únicamente estaban listos los recursos para cubrir la venta de poco más de 3 mil y 4 mil toneladas de diversos grupos de Hopelchén y de Hecelchakán, pero ello molestó más a los maiceros quienes les recordaron que habían compromisos firmados por funcionarios de la SDR, “de que se pagaría a todos, incluyendo a los que le vendieron a los coyotes y no tenían las facturas de comprobación”.
Sin embargo, Abreu Barroso les explicó que, la Aserca con únicas oficinas en la región en Mérida, aún no les había depositado su parte, por lo que el sistema no le permitía bajar los recursos y entregárselos todos, junto con la parte que le corresponde al gobierno estatal.
A pesar que la Aserca ya contaba con toda la documentación que habían presentado los maiceros campechanos, aclarándoles también que no estaba contemplado pagarles a quienes no presenten la documentación requerida.
Dicho acuerdo se dio en diciembre del 2013 como un apoyo único ante el bajo precio mínimo que recibían de Maseca, pero los campesinos reclamaron que aún no se les había pagado porque los funcionarios locales no cumplían con su labor de apoyarlos agilizando la gestión de los recursos y su problema que ya tenían que sembrar en el próximo ciclo de cultivo y carecían de recursos para preparar los suelos.
En la reunión, en la sala de juntas de la SDR, los productores maiceros acusaron a MASECA de emplear coyotes para “machetearles” el maíz a los productores campechanos, quienes llevan el grano a la Aserca de Mérida, en donde se los rechazan con el argumento de que “está manchado tu maíz”.
“Pero a la vuelta de la esquina, un coyote se los compra y más tarde se enteran que ese mismo maíz luego el coyote se lo entrega a la Aserca vía una empresa que sería propiedad de MASECA”.
Razón por la que insistieron en que el Gobierno del Estado debería de gestionar que en Campeche se instale una oficina de la Aserca, ya que no puede ser que Yucatán donde solo se produce alrededor de 36 mil toneladas, tenga esa oficina y aquí que se produce más de 600 mil toneladas, no exista.
Acabar con monopolio de Maseca y sus coyotes
Sobre el problema, Edgar Torres Abrego, presidente de la Confederación Nacional de Productores de Maíz de México explicó que los maicieros “están peleando un apoyo que se solicitó en diciembre de 450 pesos; les pidieron meter las listas por tonelada vendida de los productores”.
Y aclaró que se les había prometido que a quienes habían vendido a los coyotes, se les iba a respetar y pagar también ese subsidio, “pero ahora dice Aserca que no y que ella va a dar 200 pesos y 250 pesos el Gobierno del Estado, por lo que los maiceros empezaron a hacer su georeferencia, IFE, coordenadas; pero estamos a seis meses y necesitamos sembrar y hace falta ese recurso”.
Advirtió que los maiceros están en cartera vencida no tienen para sembrar ni para los fertilizantes entonces estamos esperando ese apoyo para hacer las siembras.
Señaló que el gobierno estatal “salió con unos apoyos, pero son mínimos e insuficientes tanto del gobierno federal como el estatal; en el Gobierno Federal hay un programa que se llama PIMAF y se metieron solicitudes de entre 78 y 80 millones, pero solo serán otorgados 8 millones para todo el Estado.
“Recursos que son insuficientes para lo que tenemos. Cabe recordar que Yucatán produce un promedio de 36 mil toneladas anuales y Campeche está sobre las 650 mil toneladas, Quintana Roo entre las 22 mil toneladas, es decir, producimos 15 ó 17 veces más y no es posible que nos traten de esta forma y no tengamos el apoyo y los subsidios”, lamentó.
Indicó que el precio del maíz va a estar así uno o dos años más porque se regula por la bolsa de Chicago que es la de granos a nivel mundial y los pronósticos dicen que va a estar como en 23 mil 600 pesos la tonelada.
Por ello expuso que los maiceros trabajan en buscar producir sorgo, soya, “porque vamos a sembrar y vamos a quedar a deber, porque se regula como en 180 a 190 dólares” la tonelada del maíz que no les satisface a los productores.
Falta infraestructura
“Nos hace falta silos, centros de acopio para nuestros productos en beneficio de los productores, por ejemplo, un productor tiene una parcela con 5 toneladas y no tiene para almacenarla; viene un coyote y porque se le está manchada y de un precio de 2 mil 600 se lo paga en 1,800 pesos”, explicó.
Citó a la empresa Conalsa, filial de Maseca, que son un monopolio y que “mandan a sus coyotes y nos compran toda la producción”. El Gobierno ya no compra desde que desapareció la Conasupo.
“Entonces estamos trabajando porque queremos regular y hacer la agricultura por contrato directamente para acabar con los intermediarios; en eso estamos trabajando, con Crío, con Bachoco, con Masa Clayton y hay muchos productores que estamos haciendo la agricultura para que tengamos seguros a quién venderle”, agregó Torres Abrego.
Asimismo, consideró que parte de los funcionarios de la Aserca en Yucatán están en contubernio con Maseca y su monopolio y coyotaje vía Conalsa, cuyo logotipo está en las oficinas de Maseca en la ciudad vecina.
“Somos el granero del país y por eso las oficinas de la Aserca debe estar aquí, por qué no están para ayudar a los productores”, cuestionó.
Por su parte, Genaro Abreu Barroso subsecretario de Agricultura de la SDR afirmó que no se puede pagar a quienes no presenten las facturas porque es un dinero que viene de la Secretaría de Hacienda y “no es nada más que saco el dinero de la bolsa y te lo doy” porque es la Tesorería de la Federación la que vigila ese recurso.
“Este recurso es federal y se tiene que cumplir con ciertos lineamientos y quien lo pide es Aserca y ellos los validan y lo que ellos autoricen nosotros vamos a pagar nuestra parte”, subrayó el funcionario.
Aclaró que el cumplimiento no es nuevo para los campesinos a quienes desde tiempo atrás se les ha venido diciendo que tienen que cumplirlos para que puedan recibir ese recurso, que se pidió en diciembre de 2013 pero que salió en este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *