Inicio » Opinión » Flores, abejas y la bioseguridad

Flores, abejas y la bioseguridad

ANA GABRIELA GONZÁLEZ ALCALÁ. EL SOL DE MÉXICO.

Los pasados 4, 5, 6 y 7 de abril, Polanco se vistió de Flores con el Festival “FYJA Polanco en flores”, impulsado por la asociación Plantando con Causa, misma que por tercer año consecutivo logró reunir a más de 100 establecimientos para lograr una impactante exposición floral que iluminó la calle Masaryk y sus alrededores. Este año, el tema principal que se eligió fue “Los polinizadores y su importancia para el ciclo natural del planeta”.

Sin embargo, detrás de este espectáculo y paseo inolvidable para las familias de laCiudad de México, se encuentra una causa de mucha importancia para nuestro entorno. ¿Qué son los polinizadores? De acuerdo a la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), más del 75% de los cultivos alimentarios en el mundo dependen de la polinización. Las abejas, mariposas, pájaros, polillas, escarabajos e incluso murciélagos son considerados polinizadores por excelencia al ayudar al proceso natural de las plantas.

Dave Goulson, profesor de la Universidad de Sussex y autor de varios libros como: A Sting in a Tale y Bee Quest; ha escrito más de 200 artículos y estudios en donde señala la importancia de las abejas en el proceso de polinización y los diferentes peligros que enfrentan como insecticidas, pesticidas y fertilizantes que se utilizan en la agricultura.PUBLICIDAD

En el 2018, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria declaró que, tras analizar mil 500 estudios científicos, existen tres insecticidas neonicotinoides que representan un riesgo para las abejas. Estos pesticidas son utilizados constantemente para proteger a las plantas de plagas y puedan generar frutos que puedan comercializarse.

Por otro lado, el pasado 19 de marzo del presente año, en el estado de California, Estados Unidos, un juez federal declaró que el herbicida Round Up, de la línea de producción de Monsanto, fue un factor determinante para detonar cáncer en un hombre. Este caso ha generado un precedente y controversia en las cortes norteamericanas.

Para hacer frente a la disminución de abejas, mariposas, aves y mamíferos polinizadores, la ONU en su programa agrobiodiversidad estableció una iniciativa internacional enfocada en la conservación y el uso sostenible de polinizadores, fomentando al mismo tiempo la concientización, educación y mejora de las prácticas en el campo.

Con lo anterior, es importante reflexionar sobre el uso de plaguicidas, pesticidas y demás químicos en el sector agrícola, puesto que a pesar de que el fin de estos, es mejorar la seguridad alimentaria mundial, con alimentos más resistentes y con mayores niveles de nutrición; estamos dejando a un lado los efectos secundarios que tienen estos químicos en la naturaleza, en los polinizadores, en la salud humana y, al final, en la bioseguridad del planeta.

Haciendo un frente común, con políticas, regulaciones y ajustes en las costumbres agrícolas respecto al uso de químicos, lograremos un cambio positivo y cuidar a los polinizadores y el ciclo de la naturaleza.

*Coordinadora académica en la Facultad de Estudios Globales, en la Universidad Anáhuac México y profesora de Seguridad Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *