miércoles , 11 diciembre 2019
Inicio » Opinión » Food for Thought

Food for Thought

LONDON EYE. EXCÉLSIOR.

• Es urgente crear un sector agrícola que contribuya en la reducción de emisiones contaminantes.

Se acerca el fin de año. Para muchos de nosotros está próxima una época de celebración, de compartir con los que más amamos. Los que somos afortunados participaremos en reuniones con amigos y colegas donde nos sentaremos alrededor de una mesa para compartir el cariño y la camaradería en forma de comida.

Para mi familia y yo, la experiencia culinaria en México ha sido un viaje increíble. La variedad de ingredientes, texturas y sabores de cada región se sienten como si estuviéramos conociendo un país nuevo cada día. Particularmente las fiestas son un momento especial para conocer más acerca de cada territorio.

Conforme la población mundial crece, el reto de proveer una alimentación equilibrada, sana y suficiente para todos se vuelve más complejo. La población global alcanzara 9.7 mil millones en 2050. Para alimentar a esta población creciente tendremos que producir más comida en los próximos 35 años que toda la comida que hemos producido en la historia humana. Estamos en un momento decisivo para el planeta: si unimos esfuerzos como comunidad internacional podríamos erradicar la hambruna en la siguiente generación, si fallamos, nos enfrentaremos a una catástrofe humanitaria sin precedentes.

Además, el sector agrícola enfrenta otros retos cada vez más preocupantes, como la carencia de agua y el cambio climático. Promover la innovación y la agricultura sostenible, mejorar la cadena de suministro, reducir el desperdicio de alimentos y combatir el cambio climático serán vitales para asegurar el acceso de todos a la alimentación a la que tenemos derecho. Este es uno de los objetivos fundamentales que persigue la Agenda 2030. A través de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, las naciones se unieron para hacer un llamado a la acción urgente y coordinada para desarrollar estrategias que promuevan la paz y la gobernabilidad mientras buscan reducir la desigualdad y preservar el medio ambiente.

La comida es un componente transversal en los ODS al ligarse con aspectos económicos, sociales y ambientales. Asimismo, la comida tiene una dimensión transformadora en las sociedades. El mundo que conocemos se debe esencialmente a la agricultura. Ahora, el sistema alimentario jugará un rol fundamental en definir nuestro futuro ante el cambio climático.

En México, el sector agropecuario es el segundo ámbito más contaminante, después del consumo de combustibles fósiles, representando 15 por ciento de las emisiones del país. Por otro lado, 20 por ciento de la población carece de seguridad alimentaria y el principal problema de salud en México son las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, que están directamente relacionados con la alimentación. Pero lo que me da esperanza es que es también un sector donde hay mucha innovación, y es un sector donde el Reino Unido y México estamos trabajando de la mano en temas de intercambio de investigación y técnicas innovadoras para enfrentar estos retos compartidos.

Si queremos lograr los objetivos de desarrollo sostenible y hacer frente a los efectos del cambio climático, debemos crear un sector agrícola resiliente que contribuya en la reducción de emisiones. A su vez, debe ser inclusivo y justo, fomentando una producción, distribución y consumo responsable y sustentable. Por otro lado, el sistema alimentario debe tener como objetivo fundamental garantizar el derecho humano al acceso a comida saludable y nutritiva para todos.

El llamado de las Naciones Unidas es claro y ha encontrado un eco en la administración del presidente López Obrador: erradicar la pobreza en todas sus formas y dimensiones es el más grande reto global y un requisito indispensable para el desarrollo sostenible. El Reino Unido apoya el esfuerzo encabezado por la Oficina de la Presidencia de México para el cumplimiento de la Agenda 2030, pues estamos seguros de que se trata del único camino para lograr la prosperidad global.

Espero sus comentarios en [email protected] y a través de Twitter: @UKinMexico y @CorinRobertson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *