Inicio » Noticias » Estatales » Frena coronavirus boom agroexportador de Guanajuato
Guanajuato exporta lechuga.

Frena coronavirus boom agroexportador de Guanajuato

CUTBERTO JIMÉNEZ MAYAGOITIA. AM GUANAJUATO.

El Estado exporta principalmente: brócoli, lechuga, pimientos, pepinos y espárrago.

LEÓN, Guanajuato. El COVID-19 pondrá freno al boom exportador de la agroindustria de Guanajuato.

Ante la contingencia sanitaria la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural del Estado espera al menos sostener las exportaciones del sector que en el 2019 alcanzaron los 1,644 millones de dólares y crecieron un 8% respecto a 2018.

Hay que comentar que venimos de un crecimiento sostenido en las exportaciones. Todavía en el reporte del primer bimestre de 2020 comparado con el 2019 había un crecimiento en agroalimentos del 30 por ciento.

“Pero estamos viendo que en marzo y abril sí se está viendo una contracción derivado de la contingencia sanitaria”, expuso en entrevista el titular de la SDAyR, José Francisco Gutiérrez Michel.

El impacto en la agroindustria no es tan grave como en otros sectores pues la producción y comercialización es una actividad esencial que sigue trabajando. No obstante, anotó, en una recesión global de la economía todos resultan afectados.

La proyección optimista en 2020, dijo, es cerrar “al menos al nivel del año pasado”.

Guanajuato exporta principalmente: brócoli, lechuga, pimientos, pepinos y espárrago. Una modalidad son productos congelados, y la otra en fresco, sólo refrigerados.

“El tema de los congelados se está exportando, las fronteras están abiertas, Estados Unidos requiere de los alimentos de Guanajuato, y los están recibiendo.

Pero sí estamos notando retrasos sobre todo en los contratos que se tienen para productos frescos, nos han reportado los agricultores que las empresas americanas que les compran sí les están disminuyendo el ritmo de las compras”, apuntó.

Se trata, según explican productores, de un asunto principalmente de logística.

Sí necesitan los alimentos, sí están abiertas las fronteras, pero hay menos gente en las calles, hay menos transporte, menos bodegas, personal, o están haciendo turnos para que no se aglomere la gente y eso provoca operaciones más lentas”.

Si bien la población debe alimentarse todos los días, agregó, es claro que al principio de la contingencia aumentaron los pedidos, tal vez por las compras de pánico, pero luego ha disminuido la demanda en el exterior y del interior. En los centros de abasto hay menos personas comprando, hay menos ingreso y consumo.

El Secretario apuntó que las medidas de higiene recomendadas por el coronavirus ya se realizan como una obligación para la inocuidad de los productos de exportación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *