Inicio » Productos y Productores » Frijol » Frijol, producción nacional

Frijol, producción nacional

NOMBRE CIENTÍFICO: Phaseolus vulgaris

Dentro de la alimentación mexicana existe un tesoro que actualmente puede encontrarse en todo el mundo, es de fácil cultivo, tiene un delicioso sabor, es muy nutritivo y cuenta con un precio accesible, dicho alimento es el frijol.

El frijol común (Phaseolus vulgaris L.) forma parte de la familia de las leguminosas, ampliamente distribuidas por todo el mundo. Es de gran importancia en Latinoamérica y África ya que forma parte de la alimentación básica de la población, su consumo junto con el maíz satisface en gran parte los requerimientos básicos necesarios para la alimentación.

En México existen cerca de 70 variedades de frijol que se distribuyen en siete grupos: negros, amarillos, blancos, morados, bayos, pintos y moteados. Por la preferencia del consumidor el frijol se clasifica en muy preferente: Azufrado, Mayocoba, Negro Jamapa, Peruano, Flor de Mayo y Junio; preferentes son las variedades Garbancillo, Manzano, Negro san Luis, Negro Querétaro y Pinto. Y por último los no preferentes que son Alubia Blanca, Bayo Blanco, Negro Zacatecas, Ojo de Cabra y Bayo Berrendo.

En la zona norte de México se consume las variedades azufradas, que se cultivan principalmente en Sinaloa mientras que una gran parte de frijol negro se cultiva en Nayarit y Zacatecas, con una demanda mayormente concentrada en las zonas centro y sur del país.

Actualmente en México con aportes de países centroamericanos están desarrollando variedades que resistan enfermedades ya que las variedades se han vuelto vulnerables a muchos fitopatógenos en especial los de pudrición radicular y otros virales, en el INIFAP, COLPOS, IPN, UACh y la UAM, trabajan conjuntamente para hacer mejores variedades e híbridos para el mercado nacional e internacional.

La producción de frijol ha variado mucho en los últimos diez años, por ejemplo mientras que en 2002 se obtuvieron 1.5 millones de toneladas, tres años después, el volumen de producción se redujo 47%, a 827 mil toneladas. De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) en 2010, México tuvo una producción total de 1,156,257.44 toneladas, con una superficie total de siembra de 1,887,176.77 hectáreas.

Por su gran importancia económica y social, el frijol es un producto estratégico dentro del desarrollo rural de México, ya que ocupa el segundo lugar en cuanto a superficie sembrada nacional y representa además la segunda actividad agrícola más importante en el país por el número de productores dedicados al cultivo. Es así, que como generador de empleo es relevante dentro de la economía del sector rural. Los 10 principales estados productores son: Zacatecas, Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Chiapas, Guanajuato, San Luis Potosí, Puebla e Hidalgo.

Zacatecas es la principal entidad productora de frijol, con una participación del 25%, seguida de Sinaloa con el 16%, Durango con 13%, Chihuahua con 11% y Nayarit 7%. Estas entidades ubicadas en el norte – occidente del país generan un volumen de producción de 785 mil toneladas de frijol del total nacional. Chiapas es la única entidad del sur – sureste con una importante participación en la producción, de 65,962.65 toneladas.

PRODUCCIÓN DE FRIJOL CLARO

En nuestro país se cultivan principalmente las variedades claras y negras de frijol, las primeras ocupan el 67% de la producción y las segundas el 30%. El restante 2% se refiere a otras variedades o bien producción no clasificada. Los principales estados productores de frijol claro son Sinaloa con el 23%, Zacatecas con el 22%, Chihuahua con el 17% y Durango con el 15%. Estas cuatro entidades suman 541.5 mil toneladas lo que representa el 77% de la producción de frijol claro.

PRODUCCIÓN DE FRIJOL NEGRO

Zacatecas produce más de la tercera parte del volumen de frijol negro. En segundo lugar se encuentra Chiapas con el 17%, Nayarit con el 13%, Oaxaca con el 7%, Durango con el 6.8% y Veracruz con el 6%. Estas entidades concentran el 84% del total. El frijol negro no se cultiva en la región norte y noroeste y tampoco en Jalisco, Aguascalientes y Colima.

El 28% de la producción de frijol es de la variedad Pinto nacional (claro) la cual se cultiva principalmente en Chihuahua y Durango. La segunda variedad más importante es el frijol negro San Luis, que representa el 10% del total y que se cultiva prácticamente en su totalidad en Zacatecas. Otras variedades relevantes de frijol claro son el Azufrado, Mayocoba y Flor de Mayo.

CICLICIDAD DE LA PRODUCCIÓN

El año agrícola del frijol empieza con las primeras siembras de Otoño–Invierno (OI) en octubre y concluye 17 meses después con las últimas cosechas de Primavera–Verano (PV) en marzo.

La cosecha en el OI empieza en diciembre alcanzando su máximo en febrero, mientras que en PV la cosecha empieza en junio, y noviembre es el mes de mayor producción. La mayor parte de la producción, alrededor del 70%, se obtiene en el ciclo PV.

FUENTE: Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP). Monografía del Frijol. Dirección General Adjunta de Planeación Estratégica y Análisis Sectorial de la Financiera Rural. Agosto 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *