Ante el área de oportunidad que se tiene para detonar el financiamiento en el sector agropecuario del país, uno de los menos afectados durante el contexto de la pandemia, es necesario que los organismos gubernamentales ofrezcan garantías para que entidades de fomento, bancos de desarrollo o intermediarios financieros puedan detonar el crédito para este rubro.

Durante el panel de Financiamiento Agropecuario, dentro de la Semana Digital Asofom, Carlos Rodríguez Arana, director general de Fibras Naturales y Biocombustibles de la Secretaría de Agricultura (Sader), comentó que, durante los últimos ocho años, el esquema de garantías de esta dependencia ha transferido bajo este concepto más de 4,000 millones de pesos a Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), lo cual ha servido para la dispersión de 270,000 millones de pesos en crédito en apoyo de 500,000 productores.

“El efecto de las garantías es multiplicador en más de 60 veces (…) Es mucho más importante dar garantías y tiene un efecto multiplicador mayor, que dar subsidios directos, con la ventaja de que las garantías en su mayor parte han sido recuperables”, detalló Rodríguez Arana.

El directivo resaltó que en el contexto del impacto económico por el Covid-19, el sector agropecuario ha tenido un buen comportamiento y ha sido uno de los segmentos económicos menos afectados por la pandemia, por lo que se espera que cierre el año con buenos indicadores.

“Estamos esperando un crecimiento al menos del triple de lo que se ha conseguido hasta ahora. La perspectiva para el sector es sumamente favorable”, detalló el funcionario de la Sader y recordó que al inicio de la emergencia esta actividad se declaró como esencial.

Mercado agropecuario es amplio

En su intervención, Rubén Encinas, director general de la sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) Fomento Económico del Noreste, comentó que es sumamente amplio el mercado agropecuario en el país, pues de las 110 millones de hectáreas disponibles para este segmento, apenas se financia una pequeña parte.

“Es sumamente amplio el mercado, tenemos mucha tela de dónde cortar, debemos de aprovechar hoy cómo está la situación de la emergencia sanitaria, pues uno de los sectores menos perjudicados ha sido este sector”, detalló Encinas.

Durante su participación, Germán Urías, director general de la sofom Agrocapial del Noreste, detalló que si bien el mercado agropecuario del país es amplio y con una perspectiva favorable, la rentabilidad que consiga cada entidad financiera dedicada a este mercado dependerá del subsegmento donde se encuentre.

“La importancia de financiamiento como sofomes agropecuarias dependerá de los sectores donde trabajamos”, apuntó Urías.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx