Inicio » Noticias » Estatales » Aguascalientes » Golpe al bolsillo, carne de res cada vez más cara

Golpe al bolsillo, carne de res cada vez más cara

MAGDALENA ESPINOZA DÍAZ. HIDROCÁLIDO…

Aguascalientes, Ags.- Los precios de la carne se han disparado en tan sólo un año, hasta en 20% para el consumidor y en 50% para el productor, y la principal causa es la escasez de ganado, tanto en México como en Estados Unidos.
El presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba, aseguró que en este momento existe un enorme déficit de ganado de engorda, que alcanza hasta el 35% de los inventarios, tanto del país como del Estado, y lo mismo sucede con el vecino país del Norte.
Sostuvo que de plano no hay ganado, dijo que los tablajeros ahora en lugar de vender una canal completa, venden media o un cuarto, con lo que es difícil que puedan sacar sus gastos, de ahí que hayan tenido que ir aumentando el precio al público a lo largo del año, además, el precio es libre, por lo que se incrementa de acuerdo a las circunstancias.
Rechazó que en este momento haya precios de hasta 225 pesos en algunos cortes, señaló que cuando se alcanzan estos precios es porque se trata de cortes americanos o especiales, pero en el caso de la pulpa, que es lo que más se consume, generalmente cuesta 120 pesos el kilo.
Comentó que los productores no han sentido la baja en las ventas, porque si bien en este momento no hay suficiente ganado gordo, ni en el Estado ni en el país, lo que ponen a la venta es Afirmó que quien vende animales los está ofreciendo a precios muy altos, dijo que sí hay vaquillas pero a precios estratosféricos, de ahí que quienes se dedican a la producción de engorda han dejado de comprar animales, o lo hacen en menor cantidad.
Señaló que en Estados Unidos los precios del ganado están más altos que nunca, lo que provoca inestabilidad en los mercados, incluyendo el mexicano, sin embargo, manifestó que la carne que se vende al consumidor final no está al precio que requieren los productores, pues entienden que en cuanto se genere un aumento mucho mayor a los que se han presentado en este año, la gente dejaría de comer carne automáticamente.
Destacó que los precios que tienen que pagar los engordadores, no se compensan con el precio al que ellos venden, se debe tener en cuenta lo que cuesta engordar una vaca, “si exigimos el precio real, nadie nos va a comprar carne, se dejaría de comer de inmediato”, advirtió.
Sostuvo que las constantes alzas han generado una caída en el consumo de este alimento, sin embargo esto no es un problema sólo de este año, sino que en los últimos 10 años el consumo de carne se ha desplomado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *