Inicio » Noticias » Estatales » Campeche » Gran producción de orquídeas en huertos familiares de Calakmul

Gran producción de orquídeas en huertos familiares de Calakmul

JOSÉ ARMANDO ALAYÓN GAMBOA*. FOMIX CAMPECHE REVISTA…

En Calakmul los huertos familiares son un sistema de policultivo constituido principalmente por herbáceas, arbustos, árboles y animales domésticos**. En las familias del medio rural cumplen múltiples funciones, entre ellas destacan su aporte para alimentación, economía, esparcimiento, educación y estética. Estos agro-sistemas, además, son de gran importancia porque contribuyen para la conservación in situ de especies de plantas y animales, entre ellas destacan las orquídeas.

CALAKMUL, Campeche. Las orquídeas forman una de las familias más grandes del mundo vegetal, conformada por entre 25 mil y 30 mil especies. Se calcula que en México existen alrededor de mil 200 especies, concretamente en el Estado de Campeche habitan entre el 4.8 y el 6.5 por ciento del total nacional. Por su innegable belleza, complejidad y formas de las flores, se utilizan sobre todo como ornato. Aunque existen algunas como las del género Vanilla, cultivadas desde la época prehispánica, para extraerles la esencia conocida comercialmente como “Vainilla”. También hay otras que se utilizan para elaborar dulces y aromas, o como cicatrizantes de heridas y para tratar algunas enfermedades.

Las familias colectan las orquídeas en las selvas de Calakmul, sobre todo en las áreas que utilizan para sus actividades agrícolas, por ello se les ha considerado como especies amenazadas debido a las actividades antropogénicas. Sin embargo, han encontrado un nicho para su conservación en los huertos familiares de la región.

Para conocer la diversidad de orquídeas que están siendo manejadas en los huertos familiares de esa zona, se presentó el proyecto “Uso de la Diversidad de Flora y Fauna en huertos familiares para mitigar la vulnerabilidad de grupos ubicados en la reserva de la biosfera de Calakmul, Campeche”, en la convocatoria 2008 del Fondo Mixto CoNACyT-Gobierno de Campeche.

Se buscaba: a) determinar la diversidad de especies de orquídeas que están siendo usadas por las familias en sus huertos; b) conocer las preferencias de las mujeres para seleccionar a las orquídeas; c) determinar las asociaciones de plantas que ocurren en los huertos donde se encuentran presentes las orquídeas, y d) conocer las condiciones de la selva desde donde son obtenidos los ejemplares incorporados al huerto familiar.

Los resultados muestran la manera exitosa como las familias rurales conservan la diversidad de especies de orquídeas presentes en la selva de Calakmul. Por ello, el manejo que las familias rurales hacen de estas especies debe considerarse en el diseño de estrategias de desarrollo sustentable. Es decir, mediante un plan que incluya estímulos bioeconómicos para este sistema, ya que en él se encuentran representados el 39.2 por ciento del total de orquídeas inventariadas para la región de Calakmul (Gráficas 1A y 1B). En una de ellas (Ionopsis utricularoides (Swartz) Lindley) se sugiere tener cuidado porque su agresiva dispersión puede llegar a representar una amenaza para el árbol en el que se encuentre.

Del total de especies manejadas por las amas de casa, 38.7 por ciento son preferidas y seleccionadas con fines de ornato (Grafica 2), principalmente por su atractivo visual, la diversidad de colores, así como el tamaño y aroma de sus flores (Grafica 3). Esta función ornamental de las orquídeas resulta una de las más importantes del huerto, sólo después de su aporte de alimentos y medicina para la familia. Podría estar ligada con la relación cultural de las familias en cuanto al manejo de sus recursos, por ejemplo, se encontró mayor concentración de huertos con orquídeas en las familias de origen veracruzano, que antes de migrar a Calakmul ya las incorporaban en sus espacios agrarios.

En general, la incorporación de las orquídeas ocurre por asociación con árboles, arbustos y en ocasiones con tocones muertos. En los huertos familiares, las orquídeas se asociaron con 33 diferentes plantas (Grafica 4). De éstas, las amas de casa prefieren seleccionar a los cítricos —naranja dulce, Citrus sinensis; naranja agria, Citrus aurantium; mandarina, Citrus reticulata—, el nanche (Byrsonima crassifolia), el palo tinto (Haematoxylum campechianum), el mango (Mangifera indica), la guaya (Talisia olivaeformis) y el ramón (Brosimum alicastrum) porque las condiciones físicas de la corteza de estas plantas, resultan propicias para la sobrevivencia de las orquídeas.

Las mujeres consideran que las plantas deben presentar una corteza “rugosa”, y parecerse lo más posible a las características del árbol de donde se extrajo la orquídea —aporte de sombra, por ejemplo—. Esta selección y acción del ama de casa promueve funciones sinérgicas en el huerto en tanto las especies seleccionadas aportan alimentos para el consumo familiar y pueden llegar a generar excedentes que apoyan la economía campesina. Además manejan otras plantas —palo tinto, guaya y ramón— que forman parte de la flora de las selvas de Calakmul, y que han pasado por un proceso de domesticación.

Por otra parte, las familias campesinas obtienen las orquídeas a partir de áreas de vegetación en proceso de recuperación —acahuales antiguos mayores a 15 años— conocidos local- mente como “montaña” (Grafica 5). En estos terrenos, con frecuencia se extraen las orquídeas de árboles de tinto, zapote (Manilkara zapota), pucté (Bucida buceras), tamarindillo (Lon- chocarpus xuul) y cocoite (Gliricidia sepium) (Gráfica 6). Estos árboles se distribuyen en zonas conocidas como “bajos” y lomeríos. En los “bajos” es común encontrar asociaciones de tinto, zapote y pucté. Mientras que en los lomeríos se encuentran ramón, cocoite, zapote y tamarindillo.

Actualmente, algunas de estas plantas resultan amenazadas por la trasformación del uso de la madera en carbón comercial y por- que no han sido incorporadas en los planes y proyectos de reforestación de Calakmul. Todo lo anterior, nos permite afirmar que el huerto familiar en Calakmul es un agrosistema que está contribuyendo de manera importante para mantener poco más de un tercio del total de especies de orquídeas reportadas para toda la región. Por ello, su contribución en la conservación in situ es indiscutible, y está ocurriendo por la aplicación del conocimiento local de las

amas de casa sobre el manejo de sus re- cursos vegetales. Al incorporar a las orquídeas, tratan de mejorar el aspecto estético de sus huertos, al tiempo que contribuyen a la conservación in situ de estas plantas, amenazadas por las actividades antropogénicas en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera de Calakmul.

Por lo tanto, resulta imprescindible reforzar este agrosistema manejado por las mujeres, con inversión en proyectos de conservación y manejo que ayuden a mejorar la calidad de vida de las familias campesinas, promoviendo el fortalecimiento de capacidades familiares como la conservación in situ de recursos fitogenéticos.

* El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), CONACYT; Grupo: Ecosistemas y Sustentabilidad de Sistemas Social-Ecológicos (ESSSE).

** En el número 4, Abril-Junio 2010 se publicó la colaboración del Dr. Alayón sobre huertos familiares de Calakmul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *