+ Retornó 4 mil 228 de ellos, de Mexicali, por la presencia de plagas de importancia económica y ambiental.

+ Baja California, la entidad federativa donde más revisiones se han hecho hasta ahora.

Del 4 al 22 de noviembre, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha verificado 376 mil 320 Árboles de Navidad en las inspectorías que tiene ubicadas en Mexicali y Tijuana, Baja California; en Nogales y San Luis Río Colorado, Sonora; Reynosa y Nuevo Laredo, Tamaulipas.; y en Colombia, Nuevo León.

Lo anterior, como parte del Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad que dicha Procuraduría lleva a cabo desde hace 14 años.

Durante el periodo que se reporta, 4 mil 228 de estos árboles –1.12% del total– fueron regresados a su lugar de origen, dado que la Oficina de Verificación e Inspección de Profepa en Mexicali detectó la presencia de plagas de importancia cuarentenaria -económica y ambiental-, como se muestra en la siguiente tabla:

 

FechaPlaga cuarentenariaHospederoÁrboles retornados
12-Nov-2019Sciophites obscurusAbeto Noble (Pseudotsuga menziesii)800
20-Nov-2019Trichomagdalis atrataAbeto Noble (Pseudotsuga menziesii)920
20-Nov-2019Otiorhynchus rugosostriatusAbeto Noble (Pseudotsuga menziesii)1638
20-Nov-2019Trichomagdalis atrata Abeto Noble (Abies procera)870

 

El porcentaje de los Árboles de Navidad verificados por entidad federativa es como sigue: 68 por ciento (255 mil 903 árboles) en Baja California; 17 por ciento (64 mil 704) en Sonora; 12 por ciento (45 mil 27 de ellos) en Nuevo León; y 3 por ciento (10 mil 686) en Tamaulipas.

Por género y especie, el 82 por ciento de las piezas inspeccionados corresponden al Abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii) (307 mil 71 árboles); 14 por ciento de Abeto Noble (Abies procera) (53 mil 521), y 4 por ciento de Abeto de Nordmann (Abies nordmanniana) (15 mil 728).

Con estas verificaciones, Profepa busca evitar cualquier riesgo fitosanitario que pudiera afectar los bosques mexicanos, ante la posible introducción de plagas. Personal capacitado de dicha dependencia hace revisiones documentales y físicas de los embarques, muestreo aleatorio de los ejemplares, así como pruebas de laboratorio cuando se les detecta o se presume la existencia de alguna plaga.

Para su importación legal, los árboles deben cumplir con la NOM-013-SEMARNAT-2010, que regula sanitariamente la internación al país de los géneros Pinus y Abies, así como de la especie Pseudotsuga menziessi. Durante la presente temporada se estima que podrían ingresar a México aproximadamente 700 mil de estos Árboles de Navidad.