viernes , 22 noviembre 2019
Inicio » Opinión » Habemus rally climático en Chicago

Habemus rally climático en Chicago

ANTONIO OCHOA. EL ECONOMISTA.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Saludos cordiales en todos los tiempos y para todas ubicaciones. Habemus rally, dijimos desde el anuncio del título, y de momento hemos visto pasar una crecida de precios importante en Chicago, finalmente llegaron los tiempos de aplicar una prima climática a la complicada situación del medio oeste norteamericano

Los pronósticos climáticos de los próximos 10 a 14 días agregan en algunas ubicaciones precipitaciones de hasta 11 pulgadas de agua en oleadas de tres días de distancia. El viejo cliché agrícola dice que la lluvia hace grano se repite con cada lluvia, sin embargo, para que sea cierto hay que poder sembrar; en estas instancias, la lluvia sobre lo mojado simplemente no permite que las labores arranquen y, aun cuando el agricultor norteamericano tiene un mundo de tecnología y potencia en su equipo agrícola, es difícil ingresar con equipo pesado a campos de lodo.

El panorama de siembra es muy complicado, lo sembrado no está optimo, lo brotado está condenado a enraizar somero y el pronóstico hacia el verano de mucho detalle no hace algarabía.

Los americanos han tenido una bonanza productiva muy grande en los últimos tiempos, más de seis ciclos productivos sin descalabro mayor; no sabemos si ésta sea la ocasión en la que todo cambie, pero para evitarlo y con tanta lluvia, te aseguro que, si supieran el truco, los productores estarían enterrando cuchillos y pidiendo que nadie baile en las fiestas, porque agua no quieren más.

La imaginación, como sabes, da mucho pie de opinión, y como también sabes, hay muchos agricultores de escritorio que trataremos de hacer análisis y pronósticos varios, de entrada diremos que si esta historia de angustia es real y no se puede sembrar en tiempo y forma; pudiésemos pasar de una proyección productiva de maíz de 377 millones de toneladas a 348 millones o menos, no es un dato menor, y si quieres que me ponga en modo extremo, hay quien habla de que se pudiesen perder aún más toneladas, ¿que tantas? Bueno, pues hasta 45 millones de toneladas totales y no es un dato menor.

¿Cómo le ponemos precio a todo lo anterior? Pues hay varias ideas, de entrada la velocidad de rally en este corto plazo es clave para la dirección de precios a futuro, y decimos eso porque la comunidad especulativa tiene el equivalente a 35 millones de toneladas de maíz vendido. Sí, ellos están apostando a las bajas, así que está vendido todo ese maíz y ni siquiera se siembra todavía. Los especuladores se han puesto del lado de la venta en muchos commodities una vez que terminó a mal el primer intento de distensión comercial entre norteamericanos y chinos, esa historia ya la sabemos y está en evolución, de momento basta sólo con decir que estas dos economías enfrentadas no son promotoras del crecimiento económico del planeta y eso no te hace muy alcista que digamos.

La idea de mostrarte esta evidencia va también de la mano del efecto de que, si en la estampida alcista de prima climática se incomoda a la acaudalada comunidad especulativa, ésta podría terminar reduciendo sus exposiciones acelerando el rally en Chicago.

¿Te has dado cuenta de que todo lo que te he comentado es de corto plazo? Esa lógica responde a que sólo lo de corto plazo importa de momento. La tendencia de largo plazo está claramente definida y es bajista.

Maíz hay mucho en el mundo y para descarrilar precios por encima de lo anticipado se requiere una caída de producción en el midwest sin precedente, de momento Ucrania tiene inundada de maíz a España y vecinos comunitarios. Brasil es mucho más barato que los norteamericanos y en México están despachando grandes abastos. México ha comprado fuertes volúmenes de maíz brasileño, y no están solos pues atrás de todo eso viene Argentina, si sumamos el saldo exportable de ambas naciones veremos más de 62 millones de toneladas saliendo a circular, así que cuidado con echar las campanas a volar en México que encima de todo tiene saldos grandes de producto a comercializar.

Finalicemos diciendo que este es el rally que los productores esperaban, no esperen programas y no supliquen milagros, no permitan pasar de la súplica a la arrogancia para terminar pidiendo, reconoce lo que te da el mercado y aplícalo a la integración de tus márgenes. Habemos rally, no hay duda y la idea es complicar climáticamente, el corto plazo es de esta idea, aun así, te comento que con las alzas los mismos que sufren están vendiendo; los norteamericanos tienen bastante inventario, el mundo tiene bastante inventario y, además, con el tema de la fiebre porcina, la demanda se está lastimando, lógicamente sin ignorar lo que hace más complicado el tema es la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Ánimo.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *