Inicio » Carrusel » Heladas y vientos vulneran el trabajo de campesinos michoacanos

Heladas y vientos vulneran el trabajo de campesinos michoacanos

LA VOZ DE MICHOACÁN.

Suman 6 mil 500 hectáreas afectadas en otros momentos del 2019, por alteraciones climáticas.

Foto: Cortesía.

Morelia, Michoacán. Ante los fuertes vientos y las heladas de los últimos días, hay alerta en el campo michoacano por las posibles contingencias climatológicas.

Aunque al momento no hay reporte oficial de daños por la temporada invernal, suman 6 mil 500 hectáreas afectadas en otros momentos del 2019, por alteraciones climáticas.

Las zonas más vulnerables son la Meseta Purepécha (Uruapan, Los Reyes, Peribán, Pátzcuaro), Región Oriente y en la zona centro del Estado.

La Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua) ya se encuentra en alerta permanente, para recibir reportes de daños en cultivos.

Rubén Medina Niño, titular de la Sedrua, dio a conocer que las diez delegaciones regionales de la dependencia y sus equipos, se encuentran en estrecha comunicación con los ayuntamientos michoacanos; hasta el momento, dijo, “no tenemos ningún reporte de daño en parcelas”.

El funcionario resaltó que el seguro para el campo se encuentra vigente y protege cerca de 700 mil hectáreas de todos los cultivos, con una inversión superior a los 115 millones de pesos, recursos que son aportados por los gobiernos del Estado y la Federación.

Finalmente, detalló que, ante los intensos fríos de los últimos días, se mantiene una vigilancia con mayor énfasis en la por citar algunos.

Se desacelera el campo michoacano

La producción del campo michoacano padeció una desaceleración de hasta 30 por ciento en 2019, y en este sentido, Ismael Hernández, líder nacional de la Confederación Nacional Campesina (CNC), aseguró que Michoacán sigue la tendencia nacional en cuanto al estancamiento agrícola.

El recorte a los programas sociales del campo, en cuanto a concurrencia y otros rubros, representa el principal tope con el que se enfrentan los productores.

La desaceleración del 30 por ciento a nivel nacional y en el estado de Michoacán, destacó, se focaliza en la producción de los granos, como en el caso del maíz, trigo, sorgo y otros cultivos menos redituables.

A pesar de las intenciones de los nuevos gobiernos, no se ha borrado la brecha existente entre productores. Destaca el líder de la CNC que mientras hay pequeños grupos de agricultores que amasan grandes fortunas, en Michoacán 500 mil productores luchan por conseguir los recursos necesarios para sobrevivir un par de meses.

Son al menos tres factores los que inciden en la desaceleración del agro en Michoacán. Por un lado, el factor comercial internacional de los precios, aun con las extensiones de tierra de nuestro país la mayor parte de los granos se importan a bajos precios desde Estados Unidos para mantener precios bajos. Lo anterior ha tenido un impacto directo en los productores.

Otro factor externo es el cambio climático. Sólo con las sequías, inundaciones y heladas que ya se ven en nuestro país, Michoacán ha perdido hasta 100 mil hectáreas de cultivos en un solo año y se siguen sumando. Destacan que se deben buscar mecanismos de protección a esta actividad en este tenor.

El tercer elemento de la desaceleración del campo, aseguran, es lo que le ha dado el golpe final al campo. El recorte a los programas del campo y el abandono de gran parte de los cultivos es ahora la gota que rebasó el vaso en términos de productividad.

Agro y pobreza

La pobreza en esta entidad se encuentra esparcida por todo el territorio debido a que los pequeños productores de granos se ubican por toda la geografía y representan el sector más vulnerable. Los pequeños productores de granos siguen siendo los más olvidados en los programas públicos para darle vida al campo, en tanto otros cultivos acaparan la atención y las inversiones por parte del gobierno.

A lo anterior hay que agregar que las condiciones de producción siguen siendo desiguales. Por un lado, Michoacán cuenta con los grandes productores de monocultivos y frutos de exportación que generan miles de millones de dólares al año y amasa grandes fortunas, y por otro, los pequeños productores de granos se encuentran en completa indefensión y dependen de las pocas ganancias que les dejan sus hectáreas de tierra para todo el año.

Se estima que el 11 por ciento del Producto Interno Bruto de la economía nacional es gracias a la producción de la tierra, lo cual, en opinión del sector campesino, es injusto en comparación con los “escasos” recursos que se les ha destinado para ejercer en programas sociales y de apoyo a la producción para este año.

México tiene una superficie cultivada de alimentos del 13 por ciento del territorio nacional, lo que significa 26 millones de hectáreas destinadas a esta actividad económica. Michoacán ha logrado establecerse como unos de los principales estados productores de alimentos de frutas y hortalizas, lo que ha permitido estar en el primer lugar del valor de la producción y actualmente es líder en producción de alimentos y hortalizas como la fresa, aguacate, berries. Siete municipios de este estado, son líderes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *