miércoles , 12 agosto 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Hidalgo: se pierden cultivos por falta de aguas negras

Hidalgo: se pierden cultivos por falta de aguas negras

JUAN RICARDO MONTOYA, CORRESPONSAL. LA JORNADA

Atotonilco de Tula, Hgo., Alrededor de 300 millones de pesos en cultivos de forraje se perdieron entre febrero y marzo en perjuicio de 35 mil campesinos de los distritos de riego 3 Tula y 100 Alfajayucan, debido a la escasez de aguas negras provenientes del valle de México, atribuida a la instalación de 15 plantas tratadoras en el estado de México y a la de Atotonilco de Tula, considerada como una de las más grandes del mundo, la cual está bloqueada desde hace una semana.

Pese a que el pasado 7 de julio la Comisión Nacional del Agua (Conagua) abrió las compuertas de las presas Requena y Tachimay, para dotar de agua a las 50 mil 104 hectáreas de los 35 mil productores de ambos distritos, éstos aseguran que es insuficiente. Fernando Sánchez Reyna, uno de los dirigentes del Movimiento de Defensa de las Aguas Negras de la Unidad de Riego de Tepatepec, explicó que la presa Requena está a 15 por ciento de su capacidad y la Taximay, a 10, por lo que a pesar de que la Conagua permitió abrir las compuertas, sólo nos llegan 43 metros cúbicos por segundo, cuando requerimos al menos 50 metros.

Detalló que del emisor central de la presa Requena salen ahorita 63 metros cúbicos por segundo, pero como las canaletas están fracturadas desde que se instaló la planta tratadora, sólo nos llegan 43 metros cúbicos por segundo; el resto del agua es arrojado al río Tula por la misma Conagua.

Sánchez Reyna atribuyó la poca agua en las presas a que en pasadas administraciones federales se concesionó el agua residual a 15 plantas tratadoras de agua del estado de México, “autorizadas para reciclarla y renviarla a los parques industriales”, por lo que es poca agua la que llega a los cultivos de Hidalgo.

Aseguró que esas concesiones violan una ley de veda decretada en 1927 por el entonces presidente Plutarco Elías Calles en favor de los productores en el que se prohibía el uso de aguas negras para otros fines que no fuera el agrícola.

A raíz de la instalación de la planta tratadora de Atotonilco de Tula la situación se empeoró, pues nos llega muchísimo menos agua para la producción.

Advirtió que de no mejorar esa situación, mantendrán el bloqueo a la planta de Atotonilco hasta que el gobierno federal ordene el paso del agua sin tratar a los distritos de riego y al pago de indemnizaciones a los campesinos afectados por un monto de 300 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *