martes , 22 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Ciudad de México » Inaugura CDMX y Gobierno de Nueva Zelanda huerto urbano para adultos mayores en Coyoacán

Inaugura CDMX y Gobierno de Nueva Zelanda huerto urbano para adultos mayores en Coyoacán

COMUNICADO DE PRENSA. GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL…

El invernadero de 234 metros cuadrados, está especialmente adaptado a las necesidades de los adultos mayores pues cuenta con camas elevadas, calculando de manera cuidadosa el espacio para la población que se encuentre en silla de ruedas.

 La producción de alimentos a cargo de los adultos mayores, coadyuvará a las actividades de su comedor comunitario que atiende una demanda de 400 raciones de alimentos todos los días.

El tema de la seguridad alimentaria es una responsabilidad mundial: Hegel Cortés.

CIUDAD DE MÉXICO. El Secretario de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC), Hegel Cortés Miranda, aseguró que el tema de la seguridad alimentaria representa una responsabilidad de toda comunidad mundial, pues no sólo tiene que ver con la producción de alimentos suficientes, sanos e inocuos para las personas, sino que impacta también con el cuidado y sustentabilidad del medio ambiente.

Al inaugurar el primer huerto urbano en una casa de adulto mayor en Coyoacán, el funcionario capitalino agradeció a la Embajadora de Nueva Zelandia en México, Excma. Clare Kelly, la aportación económica concurrente de su Gobierno con la SEDEREC, para la implementación de un invernadero de 234 metros cuadrados que beneficiará a más de 600 mujeres y hombres mayores de 65 años.

Además de la Embajadora Nueva Zelandia en México, Excma. Clare Kelly; el titular de la SEDEREC estuvo acompañado del Director General del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal, Gustavo Gamaliel Martínez Pacheco y el Delegado de la SAGARPA en el D.F., Carlos Arroyo Santisteban, entre otras autoridades de la SEDESO, STyFE y la delegación Coyoacán.

“Mi agradecimiento a nuestra embajadora, gracias por su convicción, confianza y definición de invertir recursos en esta Ciudad de México. Usted es una aliada más, una aliada internacional, que tiene un compromiso y una vocación con el mundo, una ciudadana universal, que reconoce que el problema de seguridad alimentaria es una responsabilidad del mundo”, dijo Hegel Cortés.

En la Casa del Adulto Mayor y sus Familias, ubicada en la Unidad Habitacional Sector Piloto en Culhuacán, Hegel Cortés reconoció y felicitó a todos los adultos mayores que participarán en el cuidado de este invernadero, cuya producción de verduras, hortalizas y frutales, coadyuvará con el comedor comunitario del lugar que atiende una demanda de hasta 400 raciones de alimento diariamente.

“Alguien decía en alguna ocasión que la vida empieza a los 40 años. Pero hoy, yo les puedo afirmar que la vida empieza a los 65 cuando menos, pues todavía se tienen ganas de trabajar, de participar, de ser tomados en cuenta, de tomar decisiones y de estar produciendo alimentos en nuestra colonias”, dijo ante más de 300 mujeres y hombres de la tercera edad.

Por su parte, la Embajadora de Nueva Zelandia, Excma. Clare Kelly, aseguró que es muy valioso para su Gobierno participar en la implementación de este tipo de esquemas de producción agrícola a pequeña escala, pues se alinea con el propósito fundamental de sus programas de apoyo para la promoción de prácticas agrícolas sustentables, garantizar el bienestar y seguridad alimentaria de las personas.

“Considero importante señalar que el programa de ayuda de Nueva Zelandia, está dando cada vez una mayor prioridad al apoyo de programas que fortalezcan la productividad agrícola en la región de América Latina y El Caribe para incrementar los ingresos de la población y mejorar la seguridad alimentaria. Este proyecto de la Casa del Adulto Mayor, es muy valioso pues involucra a los propios beneficiarios en la continuación de las actividades para mantener y hacer sustentable el huerto. Tenemos que contribuir a un mundo más seguro, justo y próspero para todos”, señaló.

La Embajadora confió en que este huerto de la Casa del Adulto Mayor, tendrá el mismo éxito que han tenido los otros tres invernaderos instalados por la SEDEREC en diferentes delegaciones del Distrito Federal.

En su oportunidad, el titular del DIF-DF, Gamaliel Martínez Pacheco, aseguró que estos huertos urbanos se están volviendo un precedente fundamental en una política pública social para los habitantes de la Ciudad de México, pues generan además un sentido de pertenencia entre la comunidad.

“Los adultos mayores representan la experiencia, ustedes son la base sobre la cual una gran capital social genera logros, retos alcanzados y sobre todo ese gran corazón y sentido que le dan a las cosas que realizan, no podríamos hacerlo sin ustedes”, dijo.

Gamaliel Martínez adelantó que en breve continuará trabajando con la SEDEREC para la implementación de esquemas de producción agrícola a pequeña escala en distintos centros de atención con que cuenta el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en la capital del país.

Por su parte, la Directora de la Casa del Adulto Mayor, Graciela Segura y la señora Marisela Rodríguez Navarro, integrante del grupo de personas de la tercera edad que se capacitó en la producción, cuidado y seguimiento de alimentos, agradecieron a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal, de la SEDEREC y de Nueva Zelandia, por hacer realidad lo que antes sólo era un sueño.

“Estos apoyos son muy importantes para nosotros, pues nos permite sentirnos útiles y esto nos da mucha confianza de que tenemos mucho que dar, sentimos que están desperdiciando nuestra capacidad. Esto, nos fortalece y hace que las demás personas crean en nosotros y con nuestro trabajo seguimos engrandeciendo a nuestra gran Ciudad”, dijo la señora Marisela Rodríguez, quien también reconoció el nivel de capacitación recibida por los técnicos agrónomos de la SEDEREC.

“La necesidad básica del hombre es la comida sana y con estas herramientas –capacitación- , no sólo nos dan el pescado, sino que nos enseñan a pescar”, finalizó.

Este invernadero tuvo una inversión de 160 mil pesos aproximadamente por parte del Gobierno de Nueva Zelandia y de 90 mil por parte de la SEDEREC. Se construyó en dos meses y está diseñado para tener una vida útil de 30 años.

Su producción se estima en más de 1.2 toneladas de jitomate al año; más de una tonelada de fresa; cerca de 8 mil zanahorias; 3 mil 700 rábanos; 800 lechugas; así como acelgas, brócoli, coliflor, verdolagas, cilantro, manzanilla, epazote, cebolla y ajo entre otros, además de producir 12 toneladas de composta, 16 toneladas de lobricomposta y 40 mil plántulas anuales.

El invernadero está especialmente adaptado a las necesidades de los adultos mayores pues cuenta con camas elevadas, calculando de manera cuidadosa el espacio para la población que se encuentre en silla de ruedas.

Antes era una cancha de fútbol y después un tiradero de basura en esta Unidad Habitacional, considerada una de las más antiguas del complejo de Los Culhuacanes, pues data de 1976.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *