Inicio » Noticias » Estatales » Incrementa el abigeato en Los Tuxtlas: ganaderos

Incrementa el abigeato en Los Tuxtlas: ganaderos

ÁNGEL BRAVO GUZMÁN / RICARDO BRAVO MARTÍNEZ. DIARIO DE XALAPA.

Se están perdiendo más de mil 500 cabezas de ganado.

SANTIAGO TUXTLA, Veracruz. Ganaderos de la región de Los Tuxtlas están denunciando el fuerte incremento al robo de ganado, pues al año se están perdiendo más de mil 500 cabezas, sobre todo en este municipio, y a la fecha no hay poder ni ley que les ponga freno.

El MVZ, Pablo Alberto Castellanos, presidente de la Asociación Ganadera Local, al ser cuestionado sobre estos hechos, precisó: “Lamentablemente esto es cierto, sin embargo mis agremiados tienen miedo y no se acercan a estas oficinas para que nosotros los acompañemos ante la Fiscalía de Distrito y se formule la denuncia correspondiente.

“Estamos buscando la posibilidad —siguió diciendo el presidente de la asociación ganadera—, que el alcalde Argeniz Vázquez Copete nos acompañe a una reunión de carácter urgente en estas oficinas, caso contrario en la propia presidencia municipal, donde nos haremos acompañar de nuestro líder estatal Jesús Ortega Poucholen de la Unión Regional Zona Centro con la intención de canalizar nuestra denuncia ante la Fiscalía de distrito y así coordinarnos con la policía municipal, elementos de Seguridad Pública y Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) para frenar el incremento del robo de semovientes”.

Las famosas “Ganaderas Libres”, señaló Pablo Alberto Castellanos Rábago, que existen en la comunidad de Asochio, Catemaco y en San Andrés Tuxtla, son las que extienden sin ton ni son facturas de venta de animales que no cuentan con ningún registro, por tal motivo estamos pidiendo a las autoridades competentes para que intervengan y desaparezcan estas ganaderas que están fuera de la ley.

Canícula no ha afectado al ganado

Por otra parte, en San Andrés Tuxtla, la canícula, que ha comenzado en este mes y se prevé culmine a finales de agosto, no ha propiciado por ahora afectaciones a los ganaderos de este sitio, en tanto se espera la reanudación de las lluvias para el aporte del crecimiento de los pastos, expuso Guillermo Pretelín Silva, presidente de la Asociación Ganadera Local.

“El calor nos afecta tanto al ganado como a nosotros, aquí la gran ventaja es que aunque está la canícula también empiezan las lluvias, que son una bendición para nosotros los ganaderos porque los pastos crecen y volvemos a lo que te decía, animales bien nutridos es más difícil que sufran por el estiaje”, dijo.

Manifestó que la temporada de sequía más fuerte en todo el año fueron en los meses de abril y mayo, cuando las lluvias fueron escasas o casi nulas y esto afectó en el crecimiento de los pastos y la reducción de los arroyos y represas.

Por ahora, comentó que con las recientes precipitaciones a principios de mes, los pastos comenzaron a reverdecer, desahogándose así en la cuestión del alimento para el ganado.

Apuntó que en este año la canícula la pasarán sin ningún problema, por lo que dudó que exista mortandad de ganado a consecuencia de este fenómeno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *