domingo , 17 noviembre 2019
Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA)

Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA)

SIAP – SAGARPA. Segundo trimestre 2019.

Relación entre la producción y el número de horas trabajadas. Considera la información agregada de 64 cultivos agrícolas y 10 productos pecuarios, así como recomendaciones de organismos internacionales conocedores en la materia.

Se elabora a partir de relacionar la producción y el número de horas trabajadas del personal ocupado en actividades agrícolas y pecuarias, con sus respectivas expresiones para los cálculos correspondientes.

Se determinó el año 2013 como año base del IPLA, debido a que se dispone de información necesaria, así como de estabilidad en los principales indicadores macroeconómicos, combinado con el hecho de que no se presentaron desastres naturales relevantes.

La cuantificación del IPLA, con el procedimiento que relaciona el volumen de producción obtenido con el insumo laboral (número de horas trabajadas) durante un trimestre, por subsector de actividad económica, en el país y para las 32 entidades federativas, refleja la eficiencia del personal ocupado en el proceso productivo.

Se incluye el ajuste estacional de las series económicas, lo cual facilita la comprensión de la evolución del indicador económico en el tiempo, es decir, la dirección y magnitud de las variaciones que se producen.

La disponibilidad de datos con periodicidad trimestral, no sólo confiere oportunidad a la información, sino que también permite la observación de los movimientos de corto plazo en la productividad laboral asociados a la estacionalidad de las actividades productivas.

La publicación del reporte del IPLA es trimestral.

SERIES DESESTACIONALIZADAS

En el segundo trimestre de 2019, con cifras desestacionalizadas, el Índice de Productividad Laboral Agropecuario (IPLA) registró un incremento de 3.1% en relación con el trimestre anterior, mientras que a tasa anual aumentó 3.3 por ciento.

Al comparar el segundo trimestre de 2019 vs el similar de 2013, se tiene que el IPLA aumentó 14.8%, lo cual refleja la obtención de mayores volúmenes de producción con menos horas empleadas.

SERIE TRADICIONAL

El índice de productividad agrícola aumentó 4.5% y el pecuario disminuyó 9.0 por ciento. Una de las grandes ventajas de la serie tradicional es que permite observar los patrones estacionales de las labores de siembra y cosecha, sin olvidar que se cuenta con cultivos cíclicos (otoño-invierno y primavera-verano), además de los denominados perennes.

La participación de los cultivos perennes es determinante en el volumen de producción de México, en este sentido, la evolución del IPLA es orientada, en buena medida, por los periodos de cosechas.

La evolución del IPLA refleja el comportamiento de los volúmenes de producción de los cultivos cíclicos y perennes, bajo la estacionalidad propia de cada producto.

Los productos pecuarios como carne de ave, bovino y porcino registraron incrementos de 4.5%, 2.6% y 5.4% respectivamente; leche de bovino y huevo, aumentaron 2.3% y 2.5 por ciento.

El comportamiento de la variable “horas trabajadas”, para el IPLA de las actividades agropecuarias, durante el segundo trimestre de 2019, refleja un uso más eficiente de la mano de obra. Para el segundo trimestre de 2019 se tiene que el IPLA aumentó 3.5%, en términos anuales, resultado de un decremento de 1.4% en el indicador de horas ocupadas y un aumento de 2.0% en el de volumen físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *