sábado , 16 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Industrializan cáscara del café en harina

Industrializan cáscara del café en harina

OSCAR HERNANDEZ. DIARIO DE TABASCO.

VILLAHERMOSA, Tabasco. El despulpado húmedo contamina más porque al agregarse el agua se filtra más al subsuelo y llegan al manto freático, y el despulpado en seco en el lugar que se coloca hace la fermentación y lo vierten al aire libre, produciendo CO2.

Por cada tonelada de cáscara de café fresca que vierten los productores de café a cielo abierto se contamina de 1.5 toneladas de CO2 por la cuestión fermentativa; por lo que están evitando la contaminación de agua, suelo y aire, principalmente las artesaninas, que en medio natural son los anticancerígenos potentes de la naturaleza.

Alberto Cerecedo Lara, director general de Cascarimbo y especialista en la producción de harina de café, adicionado con ácido de café clorogénico y triptofano, o sea cáscara de café o pulpa de café.

“Con las harinas blancas se pueden hacer alimentos como hockey, pan, tamales; lo que buscan es que se consuma un alimento pero que te esté beneficiando en las propiedades. Por lo que la empresa Cascarimbo tiene un plan de recolectar alrededor de 5 mil toneladas en la zona despulpadora del estado de Chiapas”, explicó el químico Cerecedo Lara.

Destacó: “No nos estamos dando cuenta que la pulpa de café o cáscara, de que es una contaminación y eso afecta al cambio climático y para el 2030 empezaremos a ver los efectos del cambio climático en los cafetales, porque es un ciclo cerrado”.

Por lo que como representante de Cascarimbo, elaborador de harina de café, adicionado con ácido clorogénico y triptófano, se han preocupado por esa alta contaminación que genera ese desecho que vierten a cielo abierto los productores.

En el estado de Chiapas existen poco más de 30 mil toneladas anuales de cáscara de café que se vierten a cielo abierto y que Cascarimbo se ha preocupado por la naturaleza.

El químico Alberto Cerecedo Lara dijo que en la zona cafetalera de Chiapas hay dos tipos de despulpado: el seco y húmedo. El despulpado húmedo contamina más porque al agregarse el agua se filtra más al subsuelo y llegan al manto freático, y el despulpado en seco en el lugar que se coloca hace la fermentación y lo vierten al aire libre, produciendo CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *