Puebla, Pue. El campo, infraestructura carretera y mejoras en parques industriales tendrán que ser prioridades en el presupuesto 2020 para Puebla, con el fin de detonar el desarrollo económico y atraer más inversiones, consideró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Juan Erasmo Espinosa Vargas, presidente local del IMEF, mencionó que uno de los pendientes continúa siendo la atención a los complejos fabriles, esto a decir de las propias empresas instaladas y las que buscan detonar un proyecto, los cuales no son viables por las condiciones actuales de servicios.

Previó que el Presupuesto de Egresos para Puebla siga al alza, aunque con una mayor rigurosidad en cuanto a su aplicación, porque desde el Congreso local, donde Morena es mayoría, “no se permitirá que haya gastos superfluos o en obras que no tengan un impacto económico social”.

Aunque en infraestructura carretera, dijo, se han notado obras que ayudan a las actividades logísticas de las empresas, todavía se necesita trabajar en aquellas que son de movilidad local, las cuales requieren un mantenimiento integral porque con ello se ofrece un atractivo para atraer inversiones a otros municipios y que la industria se deje de concentrar en la zona metropolitana.

“El campo y la industria son las áreas más productivas para la aplicación de los recursos, por lo que autoridades estatales deben trabajar en proyectos, con el fin de convencer al Congreso local de que avale un presupuesto mayor al del presente año”, expuso el presidente estatal del IMEF.

El Paquete Económico que comprende la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2019 para el estado es de 91,735 millones de pesos, mientras que en el 2018 llegó a 85,882 millones.

Reclasificación, positiva

Espinosa Vargas consideró positivo el proyecto de la administración estatal, encabezada por Miguel Barbosa Huerta, respecto a la atracción de inversiones, impulso de cooperativas y asociaciones de productores, mediante la reclasificación de las regiones que pasarán de siete a 22.

Comentó que ese planteamiento justificará el porqué se busca incrementar recursos al campo y que implica la instalación de agroindustrias y aprovechar la mano de obra que ofrecen los municipios.

Añadió que el proyecto tiene el propósito de diseñar políticas públicas focalizadas en resolver la desigualdad, empleo, crecimiento económico, igualdad de género, atención de grupos vulnerables, medio ambiente, entre otros.

[email protected]