miércoles , 12 agosto 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Quintana Roo » Insuficiente, programa de repoblación ganadera

Insuficiente, programa de repoblación ganadera

JUAN ROSRÍGUEZ. POR ESTO…

NICOLÁS BRAVO, OTHÓN P. BLANCO. – El programa de repoblación ganadera que impulsa el gobierno federal se queda corto ante la fuga de ganado que se está dando en el Estado, ya que apenas entraron 150 cabezas y salieron miles de vaquillas de Quintana Roo.

Este miércoles llegó a la zona de Nicolás Bravo un embarque de 75 novillonas procedentes del municipio de Escárcega, Campeche, de un total de 150 cabezas que fueron compradas por nueve productores dentro del programa federal de repoblación ganadera, por un monto total de tres millones de pesos.

De acuerdo a la información de los productores ganaderos, sólo estas 150 cabezas de ganado lograron traer a Quintana Roo con el presupuesto del 2013, ya que los trámites que tienen que realizar ante las instancias que manejan el programa fue muy burocrático y sólo nueve productores lograron conseguir el crédito para la compra del ganado.

Según los productores, este número de cabezas es insignificante comparado con las vaquillas que salen de Quintana Roo. “Es como una gota de lluvia en el desierto, sólo entran 150 y salen entre 5 a 7 mil novillonas al año del Estado”, señaló el productor Jorge Bustamante.

“En este programa salimos beneficiados nueve productores con 150 cabezas de ganado, compramos a 14 mil pesos cada vientre, el 50 por ciento es apoyo del gobierno federal y el otro 50 fue a través de financiamiento con el banco Ve por más, la aportación del productor fue el flete y el seguro”, señaló Lorenzo Várguez Canul, representante de los productores beneficiados.

Dijo que el monto del crédito fue de un millón 300 mil pesos, un millón de pesos de apoyo a través del Fira y 500 mil pesos de aportación de los productores, y en total fueron tres millones de pesos de las 150 novillonas que compraron a 14 mil pesos cada una.

“Tenemos que cuidar las becerras porque son la caja de hacer becerros, sobre todo con los que ya se adquirieron, para poder producir más destetes para fortalecer”, señaló Várguez Canul, quien agregó que con ello buscarán que ya no se sigan vendiendo los vientres, ya que después los compran más caros y no es tan fácil conseguir los apoyos para ello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *