Inicio » Opinión » Inversiones en riesgo

Inversiones en riesgo

DARÍO CELES. LA CUARTA TRANSFORMACIÓN. EL FINANCIERO.

Aquí le hemos contado sobre las fuertes inversiones que la industria de alimentos y bebidas está realizando en el país.

Tan solo en los últimos seis años, ha atraído más de 8 mil 500 millones de dólares en inversión extranjera directa.

Por ello, el proyecto de dictamen aprobado para modificar la Ley General de Salud en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado frontal de advertencia de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Lo impulsa la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, que preside Miroslava Sánchez Galván, que tendrá fuertes repercusiones económicas en todo el sector agroalimentario.

Nos cuentan que el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), que preside Manuel Martínez López, está decidido a dar la batalla.

Advierte al Congreso que la adopción de un nuevo modelo de etiquetado implicaría perder los avances en el vigente. A ello se suma el impacto negativo en el clima de negocios, por la falta de certidumbre.PUBLICIDAD

Todo ello, sin que haya un cambio en el combate del sobrepeso y obesidad que aqueja a la población mexicana.

Y es que en tres años, es decir 2016, 2017 y 2018 (año de la última medición), el conocimiento del Etiquetado Frontal Nutrimental (EFN) ha pasado de 33 por ciento a 54 por ciento de la población, y el uso del 14 por ciento al 22 por ciento.

Incluso, el 55.9 por ciento lo reconoce en las Guías Diarias de Alimentación (GDA), al momento de comprar un producto industrializado, y 33.6 por ciento sabe usarlo.

El punto central es que se impulsa un cambio sin la evaluación previa que lo justifique o sustento empírico que pruebe que el etiquetado alternativo daría mejores resultados.

Hay que destacar que ConMéxico y sus empresas comparten la preocupación por la emergencia de sobrepeso, obesidad y las enfermedades no transmisibles asociadas.

Incluso plantean su disposición y compromiso a seguir trabajando de la mano del resto de los sectores en el combate a estas enfermedades.

Se reconoce que el etiquetado nutrimental debe proporcionar información objetiva y veraz a los consumidores, que les permita conformar dietas saludables y que éste debe de ser explicado y formar parte de la educación formal para poder ser útil, igual que cualquier otro etiquetado existente.

Las cartas están echadas en el Congreso, lo que es un hecho es que, en este tema, hay mucho de fondo, para ser analizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *