Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 27 noviembre 2021
Inicio » Carrusel » Investiga la UACH usos de la capsaicina de jalapeños chihuahuenses

Investiga la UACH usos de la capsaicina de jalapeños chihuahuenses

Compartir es bueno:

PALOMA SÁNCHEZ. EL HERALDO DE CHIHUAHUA.

Tiene cualidades para la protección de pinturas de embarcaciones, que son expuestas a microorganismos corrosivos.

“Aprovechando el chile que tiene mala calidad en su presentación para su venta en el mercado, lo deshidratamos y hacemos una extracción de su aceite, que tiene una gran concentración de capsaicina”, refirió el doctor Chávez Flores, quien adelantó que la capsaicina tiene una gran capacidad puntenge, es decir, que es picante, cuya intensidad es medible en la escala Scoville, y que con el desarrollo de los proyectos que lidera, se puede regular para aplicar un picor determinado en la industria alimenticia, aplicaciones médicas e industriales.

David Chávez Flores, es ingeniero Químico, egresado de la UACH; una Maestría y Doctorado en Ciencias, por la Universidad de El Paso, Texas, UTEP. Es profesor investigador de las materias de Química Orgánica, Química Sostenible y Química Farmacéutica; tiene 50 artículos publicados. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, Nivel 1.

“La razón por la que la capsaicina es picante, es por sus características químicas, son moléculas muy grasosas que fácilmente entran a la célula y se ‘atoran’ en la membrana celular. Es por eso que nos enchilamos y nos quedamos enchilados, porque las moléculas están atoradas ahí. Por eso el picor en alimentos se contrarresta con leche, porque las diluiría y permitiría que se quitaran”, explicó.

Además, tiene cualidades para la protección de pinturas de embarcaciones, que son expuestas a microorganismos corrosivos, que son alejados ante la potencia de la capsaicina, y sirve como un aislante natural. En la industria farmacéutica, se han desarrollado parches de capsaicina que ayudan a aliviar el dolor, y son usados en pacientes con padecimientos como artritis, con dolor en las articulaciones, puede utilizarlos, y sentir una sensación de calor con beneficios para su condición. “No se siente igual que como si se pusiera un chile, porque está controlada la cantidad de capsaicina en esos parches; pero dan la sensación de que calientan”, mencionó.

La investigación que dirige el doctor Chávez Flores, se relaciona con la extracción, de la capsaicina. El estudio se realizó en 100 kilogramos de chiles jalapeños de pérdida de postcosecha, no aptos para comercializarse. Los chiles fueron deshidratados y posteriormente, en unos equipos especializados se realizó la extracción y de ahí hicieron los aceites.

Foto: Cortesía | Uach

“La primera ventaja es que los precios del chile fresco varían mucho, de tal forma que los agricultores muy seguido se ven perjudicados por los bajos costos que tiene el chile. Una de nuestras propuestas, es que se puede hacer aceite de chile, cuando los precios son muy bajos, para luego comercializarlo para la industria de los alimentos, cuando los precios mejoran o hay escases”, refirió el investigador.

Actualmente, se está haciendo una investigación al mezclar los aceites de chile con pinturas, para ayudar a la industria marina, porque los barcos cuando duran años en el océano se infestan de un crustáceo llamado percebe, y los gastos en combustibles son altísimos, porque no está liso en la superficie, sino rugoso. Para evitar que los percebes se adhieran a los barcos, las pinturas se pueden mezclar con oleorresina y la capsaicina, los repele y podrían generar ahorros por millones de pesos.

“Además, los compuestos químicos que se agregaban, son muy tóxicos, contienen metales como manganeso y estaño; y en la actualidad, utilizando estos derivados se puede evitar los compuestos tóxicos”, acotó.

Otra aplicación en la que se usa el aceite de chile y que es investigada por el doctor David Chávez Flores, es para controlar la pungencia en los sprays de defensa personal, que comúnmente se les llama ‘gas pimienta’; pero explicó que en realidad es capsaicina, que provoca la sensación momentánea de asfixia en el atacante, aunque no es letal. Hay otros estudios científicos, que investigan el uso de la capsaicina en tratamientos para enfermedades como el cáncer; o para identificar algunos receptores de temperatura en los humanos. “Se está utilizando para que los fármacos alcancen a llegar a su diana terapéutica, a entregar a la célula”, informó.

David Chávez Flores, subrayó las propiedades benéficas del chile, con capacidad termogénica que acelera el metabolismo, además de carotenos, antioxidantes, por lo que recomendó ampliamente su consumo.

 

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *