martes , 10 diciembre 2019
Inicio » Carrusel » Investigan impacto benéfico de murciélagos en cultivo de nuez
Las nueces son el fruto del nogal, un árbol muy valioso. Verónica Zamora Gutiérrez es catedrática Conacyt e investigadora en el CIIDIR del IPN, Unidad Durango.

Investigan impacto benéfico de murciélagos en cultivo de nuez

ISAAC TORRES CRUZ. CRÓNICA.

Investigadores encabezados por Verónica Zamora estudian si podrían ser un controlador biológico de plagas que afectan a las nogaleras. Por su investigación, obtuvo una de las becas L’Oréal-UNESCO-AMC 2019.

Verónica Zamora Gutiérrez, catedrática Conacyt e investigadora en el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR), Unidad Durango, del IPN, obtuvo una de las Becas para Mujeres en la Ciencia L’Oréal-UNESCO-AMC 2019 por su investigación en murciélagos y el servicio ecosistémico que proporcionan, y que podría ser una opción importante en la producción de nuez pecana.

En entrevista, la joven investigadora explica algunos detalles de su investigación, así como la importancia que el servicio de los mamíferos podría traer a esta industria, como ya ha ocurrido en otras, como la tequilera.

“La investigación se enfoca a estudiar el papel de murciélagos insectívoros en la supresión de poblaciones de insectos que representan plagas en varios cultivos del país”. La científica puntualiza que se seleccionó particularmente el caso de la nuez pecana (Carya illinoinensis) en Chihuahua, por su importancia en el país, puesto que es de los principales productores y exportadores en el mundo.

“En el caso de este cultivo se desconoce con exactitud cuáles plagas atacan al nogal pacanero, por lo que a su vez se hace un uso indiscriminado de plaguicidas y pesticidas para su control, lo cual contamina el ambiente y afecta la salud humana”. Por ello, la científica ha propuesto al murciélago insectívoro (Antrozous pallidus), como un controlador biológico sustentable para estos cultivos, el cual no se había tomado en cuenta.

Los científicos liderados por Verónica Zamora analizarán de qué se alimentan los murciélagos, si repercute en las plagas del nogal y entender su dinámica con factores climáticos y otros entes biológicos para responder preguntas como ¿qué pasa cuando las plagas disminuyen?, ¿cuáles son las otras fuentes de alimentos de los murciélagos?

La experta añade que se han estudiado algunas interacciones de estas dinámicas biológicas e incluso existen estudios preliminares con el nogal, pero éstas son variables y no se repiten necesariamente en el norte del país.

Es en esta región que la científica ha querido desarrollar su investigación puesto que es una zona poco estudiada, apunta, a la vez que es una de las que cuentan con un número importante de nogaleras, “es un paisaje constante, con una flora y fauna particulares”.

Con el monto de la Beca L’Oréal-UNESCO-AMC, el grupo de la científica estudiará la dieta de los murciélagos, para la cual emplearán técnicas moleculares y análisis de sus excretas en un laboratorio especializado en Hong Kong. “Lo bello del trabajo es hacer muestreos a lo largo del año y conocer la fluctuación de insectos y de murciélagos, así como conocer la forma en que la dieta de los murciélagos se adapta a la disponibilidad de alimento. En la temporada donde repuntan las plagas esperamos que los murciélagos se alimenten más de éstas y cuando bajen se diversifique su dieta”.

CONSERVACIÓN. Ésta no es la primera vez que las becas L’Oréal-UNESCO-AMC premian a una investigadora cuyo objeto de estudio son los murciélagos. En 2018, Emma Patricia Gómez Ruiz, de la UANL, obtuvo el reconocimiento por su proyecto “Ecología y conservación de murciélagos polinizadores de plantas clave en zonas áridas”. Gómez Ruiz es colega de la becaria Conacyt.

Al igual que la científica neolonesa, Zamora Gutiérrez también desarrolla un proyecto de restauración de hábitat de murciélagos polinizadores en Jalisco, puesto que son muy importantes en el cultivo de pitahaya.

Este tipo de trabajo le ha permitido observar que las comunidades cada vez se sensibilizan más con estos mamíferos, que han sido estigmatizados como animales perniciosos y bajo halos de brujería.

“Los murciélagos están tomando cada vez más importancia en la economía y salud de las personas, y con ello hay cada vez más educación ambiental. En Jalisco, muchos pobladores han comprendido cómo estos mamíferos les proveen servicios ambientales y por ello han cambiado su actitud. En ocasiones, de ser ignorados o atacados, ahora son aceptados e incluso admirados; esa percepción maligna ha cambiado, por eso es vital hacer trabajo en las localidades, porque el trabajo científico no siempre llega a las personas o tomadores de decisiones”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *