domingo , 20 septiembre 2020
Inicio » Carrusel » La agricultura ha dejado de ser rentable

La agricultura ha dejado de ser rentable

SAÚL MALDONADO. EL SIGLO DE DURANGO.

414986Parcelas. Ya la siembra ha dejado de ser una actividad rentable, el campesino solo saca para pagar deudas y sobrevivir.

GUADALUPE VICTORIA, DGO.- El campo cada año es menos rentable, los dueños de las parcelas ya no las siembran porque no pueden porque son personas de la tercera edad, y a quienes se lo rentan, ya no les es negocio porque los insumos son muy caros, los subsidios se han recortado o eliminados y las cosechas se venden muy baratas y tienen años que su precio no varia.

Rogelio Flores es productor del ejido Ignacio Allende del municipio de Guadalupe Victoria, él tiene unas cuantas hectáreas pero renta otras más a personas que han dejado de sembrarlas y para que no estén ociosas prefieren la renta o la siembra al tercio.

El productor señala que él está sembrando 80 hectáreas al año, algunos son de él pero la mayoría son rentadas, sin embargo, afirma que ya no le conviene seguir así.

Si se siembra maíz, el precio está muy golpeado y es muy barato, a 180 pesos la tonelada de silo y a dos pesos el kilo del grano, por lo que la cosecha no le deja buena ganancia a raíz de que los insumos están caros y las autoridades han retirado el subsidio del diesel y otros más.

Sembrar frijol es arriesgarse a ver si el clima no lo daña porque en el caso de que el grano se manche, entonces la venta será a bajo precio; si el frijol no se daña y se logra la cosecha buena, entonces se tienen que esperar a ver si pueden entrar al esquema de acopio con el subsidio federal pero ahí no entran todos los productores.

Rogelio paga mil 200 pesos por hectárea por una siembra, pero no puede acceder a los apoyos del Proagro Productivo porque esos van directos al dueño de la tierra, y los apoyos que recibía de otros programas federales se han reducido o se han eliminado.

Si a esto se le suma que el Procampo o ahora Proagro Productivo se redujeo de mil 400 a 960 pesos por hectárea por lo que ahí el productor debe de hacerle frente a los otros 450 pesos que ya no va a contar para la siembra.

Dijo que podría decirse que de cada 100 productores o dueños de la tierra, 18 la siguen sembrando sin ningún problema pero porque sus hijos les envían dinero de Estados Unidos y con ello se subsidian los gastos, y el resto, es decir, poco más del 80 por ciento la renta o se van a “tercio”, esto significa que el trato se hace con una tercera parte de lo que salga de la cosecha que se va directa al dueño de la tierra.

Pero lo que más les afecta son los aumentos en los insumos, el diesel y la gasolina más cara, fertilizantes con un precio más elevado, renta de tractores que también suben cada año, entre otros insumos; pero los precios de las cosechas se han mantenido en los últimos años, sin aumento, por lo que ahora las ganancias se han reducido.

“De plano el campo ya no es rentable, los que tienen tierras no las siembran porque ya no pueden, y los que la trabajan ya no pueden ver ganancia en esta labor, solo pérdidas”, dijo Rogelio Flores, productor de la comunidad de Ignacio Allende del municipio de Guadalupe Victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *