Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 27 noviembre 2021
Inicio » Carrusel » La batalla de la papa entre Estados Unidos y México da otro giro
La industria estadounidense de la papa está preocupada por un giro reciente en su esfuerzo por obtener acceso para sus exportaciones de papa fresca a México. FOTO: SEAN ELLIS. IDAHO FARM BUREAU FEDERATION.

La batalla de la papa entre Estados Unidos y México da otro giro

Compartir es bueno:

SEAN ELLIS. Federación de la Oficina Agrícola de Idaho. FARM & RANCH. TRADUCCIÓN JULIETA ROCHA. INFORURAL.

IDAHO, EUA. El entusiasmo que sintieron los productores de papa de Estados Unidos luego de la decisión del pasado 28 de abril de la Suprema Corte de Justicia de México de abrir toda la nación a las exportaciones de papa fresca estadunidense se ha atenuado un poco.

Según los líderes de las industrias de la papa de Idaho y Estados Unidos, el grupo que representa a la industria de la papa en México podría intentar levantar un obstáculo que podría ralentizar o potencialmente detener la importación de papa fresca estadunidense a toda la nación mexicana.

La Suprema Corte de México falló 5-0 el pasado 28 de abril para revocar una decisión de un tribunal inferior de 2017 que impidió que el gobierno federal mexicano implementara regulaciones para permitir la importación de papa fresca estadounidense en todo el país.

Las papas frescas de los Estados Unidos actualmente solo se permiten dentro de un área de 16 millas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Obtener acceso para el producto a todo México, que tiene una población de 130 millones, ha sido una de las principales prioridades de la industria de la papa en los Estados Unidos durante más de dos décadas.

Idaho lidera la nación en la producción de papa y obtener acceso a todo México sería una gran victoria para la industria del estado.

El fallo de la corte fue un gran avance y los productores de papa en Idaho y en todo el país lo celebraron.

Pero también expresaron su preocupación de que la industria mexicana de la papa, que ha luchado durante dos décadas para evitar que los envíos de papa fresca de Estados Unidos ingresen al país, encuentre otra forma de frenar el reloj.

Poco después del fallo unánime de la Corte Suprema de México, el productor de papa de American Falls, Klaren Koompin, dijo que la noticia era emocionante, pero también le preocupaba que la industria mexicana encontrara otra forma de retrasar la apertura del país a las exportaciones del producto estadunidense.

«No me preocupo, pero esta ha sido una lucha para la industria de la papa en los Estados Unidos durante 20 años», sostuvo Koompin, miembro de la junta directiva de la National Potato Council (NCP). «Estamos muy emocionados con el fallo, pero es un entusiasmo moderado».

Los temores de Koompin y otros productores del tubérculo, de que la industria de las papas de México encontraría otra forma de inclinar la batalla a su favor parecen haberse materializado o al menos haber comenzado.

Durante la reunión mensual regular de la Comisión de la Papa de Idaho el pasado 19 de mayo, los líderes de la industria anunciaron que la Confederación Nacional de Productores de Papa de la República Mexicana (CONPAPA) llegó a un acuerdo con la Corte Suprema de México que dará como resultado que se remita la mitad de las muestras tomadas de los envíos de papa fresca de Estados Unidos a un laboratorio seleccionado por la Confederación para ser aprobado y la otra mitad irá a un laboratorio administrado por el gobierno.

Eso significa que la CONPAPA, que compite con la industria de la papa de Estados Unidos, tendrá una participación directa en la inspección de las importaciones del tubérculo estadunidense y eso es profundamente preocupante para los miembros de la industria de la raíz norteamericana.

“Tener una industria nacional competidora involucrada por la regulación en la inspección de productos importados es un desarrollo sin precedentes”, declaró el director ejecutivo del Consejo Nacional de la Papa, Kam Quarles, a Idaho Farm Bureau Federation.

«Es una situación bastante única (y) es increíblemente preocupante», agregó.

Quarles señaló que la industria de la papa estadunidense está muy satisfecha con el fallo de la Suprema Corte de Justicia de México, pero que el reciente desarrollo de la CONPAPA que puede elegir dónde se analizarán la mitad de las muestras “solo enfatiza la magnitud de los desafíos que enfrentamos con el músculo político de esta industria nacional mexicana”.

La industria de la papa fresca de los Estados Unidos ha buscado durante muchos años obtener acceso a todo México y, según los líderes de la industria de las papas de este país, la industria mexicana ha luchado contra ese intento en cada paso del camino.

“Este es solo el capítulo más reciente de esta larga saga”, afirmó Quarles sobre el último intento de la CONPAPA de impactar la importación de papas frescas estadounidenses a todo el país. «Se trata de que esas personas no quieran competir con nosotros».

Según el Consejo Nacional de la Papa (National Potato Council NPC), México es el tercer mercado de exportación más grande de papa y productos de papa estadunidenses y en 2020 se vendieron allí más de 270 millones de dólares en papas y productos de papa de los Estados Unidos.

A pesar de la restricción de la zona fronteriza de 16 millas, México es el segundo mercado más grande para las exportaciones de papas frescas de EE. UU., con 106,000 toneladas métricas, valoradas en $60 millones de dólares, en 2020.

Según el NPC, la industria de la papa norteamericana estima que si Estados Unidos puede exportar papas frescas a todo el país, proporcionaría un potencial de mercado de $200 millones de dólares por año, en cinco años.

Quarles enfatizó que la industria de la papa fresca estadunidense estima que tener acceso a todo México aumentaría las exportaciones del tubérculo en aproximadamente un 15 por ciento.

«Expandir un mercado de exportación tanto es un gran negocio», sostuvo.

Los gobiernos de Estados Unidos y México en 2002 anunciaron que ambas partes resolverían dos problemas de acceso al mercado de larga data: Estados Unidos acordó ampliar el acceso al mercado para los aguacates mexicanos y México acordó abrir todo el país a las papas frescas estadounidenses.

Estados Unidos importa ahora alrededor de $2 mil millones de dólares en aguacates mexicanos cada año, mientras que México permanece mayormente cerrado a las papas frescas estadunidenses.

El gobierno mexicano en 2011 acordó permitir el acceso total de las papas estadounidenses a ese país a partir de 2014. Sin embargo, la CONPAPA demandó a su gobierno para evitar que eso sucediera y el caso terminó en la Suprema Corte de Justicia mexicana.

La CONPAPA afirmó que los reguladores mexicanos no tienen autoridad para determinar si las importaciones agrícolas pueden ingresar al país.

Un juez de la Corte Suprema de México emitió un borrador de fallo el 17 de febrero que revocaría un fallo de un tribunal inferior que impedía al gobierno federal mexicano implementar regulaciones para permitir la importación de papas frescas estadounidenses en todo el país.

El caso estaba programado para ser decidido por el tribunal de cinco miembros en pleno el 24 de febrero, pero la votación se pospuso indefinidamente. La decisión del tribunal del 28 de abril fue seguida de cerca por miembros de la industria de la papa de EE. UU. Y la noticia de la decisión unánime se extendió rápidamente entre Idaho y otros productores de papas de EE. UU.

Ahora, los miembros de la industria estadounidense de la papa esperan que la decisión del tribunal se mantenga y que pronto lleguen a México papas frescas de Estados Unidos.

«Hay mucho entusiasmo sobre la decisión de la Corte Suprema de México, dijo el director de operaciones de la NPC, Mike Wenkel, a los representantes de la industria de la papa de Idaho durante la pasada reunión de mayo.

Dijo que la NPC es optimista de que el lado de la corte del tema en México estará finalizado a mediados de junio. El siguiente paso será implementar las regulaciones que permitirán que las papas frescas estadounidenses comiencen a fluir a todo México.

«La verdadera pregunta es, ¿cómo terminarán siendo esas regulaciones?» recalcó Wenkel.

El senador Mike Crapo, republicano por Idaho, sostuvo en un comunicado de prensa de la APN que la decisión de la corte es un paso positivo hacia adelante.

«Sin embargo, no daré por terminado el asunto hasta que los agricultores de Idaho puedan vender papas de alta calidad a todas las familias de México, como es su derecho en virtud del Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá», añadió.

TOMADO DE FARM & RANCH. https://www.postregister.com/farmandranch/crops/potatoes/u-s–mexico-potato-battle-takes-another-turn/article_76b52ede-e416-552c-a67f-78db9e40f282.html.

 

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *