miércoles , 13 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Internacionales » La inflación alimentaria se reduce en AL, reporta la FAO

La inflación alimentaria se reduce en AL, reporta la FAO

Matilde Pérez U. La Jornada…

México experimentó en abril una leve reducción en del ritmo de crecimiento de los precios de los alimentos debido a una tendencia de desaceleración de las tasas de inflación, expuso la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su informe mensual de precios de los alimentos en América Latina y el Caribe.

Especificó que las carnes de res y pollo, así como tomate y plátano tuvieron los mayores impactos en el índice nacional de precios al consumidor (INPC), en el caso de México. Los precios de la tortilla de maíz registraron una variación de 1.6 por ciento.

De acuerdo con la FAO, hay una tendencia de desaceleración de la tasa inflacionaria de los alimentos respecto a enero, cuando alcanzó su punto máximo; sin embargo, el índice de 6.4 por ciento está por encima del 2 por ciento que se registró en abril del año pasado.

Insistió en que los altos precios de los alimentos –que han rebasado los niveles históricos– siguen afectando a los más pobres. “El menor ritmo en el incremento de los precios de los alimentos, así como su menor volatilidad están respondiendo al contexto internacional”, apuntó.

Respecto a la producción de alimentos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación informó que la producción de los principales granos y cereales será de 12 millones 758 mil toneladas, superior en 6.3 por ciento a la del ciclo anterior, cuando las cosechas fueron dañadas por heladas y sequías.

Los datos preliminares de las cosechas de este ciclo perfilan que en el caso del maíz la producción será de 5 millones 760 mil toneladas, “ligeramente superior a lo programado originalmente”.

Carlos Salazar Arriaga, presidente de la Confederación Nacional de Productores de Maíz, consideró que hay una lenta recuperación en la producción de granos y cereales; “los datos serán elevados si se les compara con el ciclo anterior en el que se perdieron más de la mitad de las cosechas en Sonora y Sinaloa, los estados que aportan el mayor volumen de maíz durante el ciclo otoño-invierno”.

Sagarpa indica que la producción de maíz del actual ciclo es 32 por ciento superior al anterior, “la lectura es positiva y se concluye que no hay escasez del grano para consumo humano: entonces, ¿por qué se autorizó la importación de 800 mil toneladas del grano libres de arancel de Sudáfrica?”, cuestiona el líder de la CNPM.

“Es claro que la acción gubernamental fue para abatir el precio interno del maíz y con ello ayudar a industrias como Cargill y Maseca, pues quieren pagar a los productores a 3 mil 500 pesos la tonelada, mil pesos menos que la cotización internacional”.

Para el ciclo primavera-verano, Sagarpa asentó que se programó la siembra de 9.9 millones de hectáreas y una producción de 23.3 millones de los principales granos; para el maíz estima que se logrará una producción de 16.8 millones de toneladas y en frijol de 778 mil toneladas, insuficientes para cubrir el consumo interno anual de 910 mil toneladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *