miércoles , 5 agosto 2020
Inicio » Carrusel » La naranja de Rioverde, en manos de coyotes

La naranja de Rioverde, en manos de coyotes

ALFREDO ESPINOSA ESTRADA. EL SOL DE SAN LUIS.

RIOVERDE, San Luis Potosí. Los cítricos que se cultivan en Rioverde, ya no son sólo un orgullo de supervivencia, sino un negocio grande bien remunerado que está en manos de coyotes, dijo en entrevista el presidente del Comité de Sanidad Vegetal en la Zona Media, señor Gregorio Robles.

Hoy dijo, el precio de la naranja está entre los 3.50 y 4.00 pesos por kilo y para comercializar tenemos que aceptar el coyota, porque desafortunadamente no estamos organizados y cada quien vende de acuerdo a sus intereses y conviencia, pues en la Unión de Citricultores estamos únicamente 120 miembros cuando hay más de 1,300 productores.

La venta se hace netamente a través del coyotaje porque es la única forma de comercializarla, no tenemos empacadoras y la gente está renuente a formar Asociaciones, y por eso cada quien vende a su conveniencia.

En estos tiempos a través de internet nos damos cuenta quién quiere comprar naranja, y el comprador llega con sus propios vehículos, en persona y se la llevan, esto cuando se trata de 4 a 10 hectáreas, pero cuando son de 30, 40 y 50 hectáreas la venta se hace más directa.

En la época de la Colonia los frailes trajeron a Rioverde las primeras semillas de naranjo, por lo cual había en las calles muchas huertas cercadas de naranjos, limas, sidra y limones, Los naranjos en flor y las calles, y toda la ciudad, se olía el aroma del azahar, hoy ese aroma se respira cuando llegamos a la ciudad, cuando venimos por la carretera 70 San Luis-Rioverde, por eso nuestra ciudad se conoce como Ciudad de los Azahares.

Rioverde fue fundado en el año de 1617, que tiene una tradición de que sus tierras que son muy productivas, que le han permitido contar con una gran diversificación agrícola, pero la citricultura ha sido y seguirá siendo la principal actividad económica, pues actualmente existen más de 6 mil hectáreas de naranjos en la zona Rioverde-Ciudad Fernández, que utilizan el sistema de riego para su producción.

Los cítricos ya no son un orgullo de supervivencia, sino un negocio grande bien remunerado, reiteró. Actualmente existen 5 mil 316 hectáreas, y hay mil hectáreas más con naranjo chico, y considerados como agricultura emergente. La zona seguirá siendo eminentemente citrícola, como en todo, los cítricos tienen sus riesgos, pero es y ha sido durante muchos años el sustento económico de los habitantes de esta zona de Rioverde y Ciudad Fernández, dijo Gregorio Robles.

La cosecha de naranja inicia en mayo y termina en septiembre, se estima que se producen más de 100 mil toneladas de naranja Valencia en la cosecha del presente ciclo. Desde hace seis años, gracias a las condiciones fitosanitarias que implementamos para contrarrestar la Mosca Mexicana de la fruta, nuestra naranja tiene una amplia ventana en el mercado nacional, porque en estos meses, es época que no producen en otros lados del país, sólo nos vemos afectados cuando existe una sobreproducción y de la conocida como renueva en Veracruz, que raramente sucede, señaló nuestro entrevistado.

Por otra parte, la naranja contiene diferentes sustancias que contribuyen a mejorar el buen estado del organismo, entre ellas: calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sosa y la vitamina C, por ello su alto consumo. Aunque Rioverde sigue siendo productor de naranja, ésta la compramos entre 9 y 12 pesos, y es que la producción se vende por toneladas a los mercados nacionales, después regresa a las tiendas y a los súper a venderse más cara.

Por lo anterior, Rioverde, Ciudad Fernández y la región tienden a ser cada vez más citrícola que agrícola, porque es más costeable, los riesgos de perder son menos y se le dedica menos trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *