Inicio » Noticias » Estatales » La salinidad afecta a las tierras agrícolas del sur de Sonora
Los campesinos buscan que les den mantenimiento a las aguas de los pozos y poder así aumentar la superficie de siembra de trigo (Internet.)

La salinidad afecta a las tierras agrícolas del sur de Sonora

RICARDO LEPE. TRIBUNA.

Los agricultores aseguran que la superficie de hectáreas ha disminuido a causa de que el agua de pozo no está tratada.

NAVOJOA, Sonora. Uno de los problemas que enfrentan los productores agrícolas del Bajo Río Mayo es la salinidad en los pozos agrícolas, por lo que buscan la manera de relocalizar 30 pozos, a fin de mejorar la calidad del agua y del bombeo y así poder incrementar la capacidad de extracción del subsuelo hasta de 150 millones de metros cúbicos anuales.

Javier Corral, productor de la región, comenta que en los Módulos de Riego 1, 5 y 6, el agua que llega constantemente es de mala calidad.

Indicó que los 30 pozos no los utilizan desde hace más de tres años, debido al poco aforo y por la salinidad que presentaban.

Señaló que ante su situación geográfica, los terrenos se están ensalitrando, por lo que se requiere de programas para poder rescatar terrenos salinos.

“Necesitamos apoyos que en sí el Gobierno tenga la voluntad de ayudarnos, para poder sacar adelante esos terrenos que los estamos perdiendo”, advirtió.

Informó que en el módulo al que pertenece se establecen regularmente 5 mil hectáreas, pero a la fecha se siembran 4 mil, porque el resto están ensalitradas.

Explicó que la obra hidráulica fue construida para 65 mil hectáreas dadas las condiciones y necesidades del Distrito, pero con el crecimiento del área de siembra ya son alrededor de 95 mil hectáreas, sobrando 30 de la capacidad adecuada de la cuenca y es ahí en donde se genera el gran problema.

César Javier Granich Duarte, presidente del Consejo de Administración del organismo, dijo que proyectan relocalizar y perforar 30 pozos oficiales y particulares, a fin de mejorar la calidad del agua de bombeo e incrementar la capacidad de extracción del subsuelo de 120 a 150 millones de metros cúbicos anuales. Indicó que no solo en ciclos agrícolas de sequía, sino también en periodos normales, durante los cuales, además de contarse con agua para un primer cultivo, también es necesario el disponer de un buen volumen para siembras de verano.

Con estos aprovechamientos que están inactivos, sea por las malas condiciones mecánicas de los equipos, por su bajo gasto o por su alta concentración de sales, se estima sustraer el orden de 33 millones de metros cúbicos de líquido.

Señaló que les darán un tratamiento especial para poder extraer 30 mil millares de agua por cada pozo y poder asegurar alrededor de 4 mil hectáreas de cultivos de trigo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *