jueves , 21 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Labriegos de Guerrero queman vales federales de abono que no recibieron

Labriegos de Guerrero queman vales federales de abono que no recibieron

SERGIO OCAMPO ARISTA, CORRESPONSAL. LA JORNADA.

Los integrantes de la Larsez piden a conductores cooperación de $50; la utilizarán para compra de fertilizante, dicen

El gobernador Astudillo reveló a mitad de este mes que al menos 70 mil campesinos se quedaron sin el insumo

Foto

▲ Representantes de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata protestaron ayer en la caseta de cobro de Palo Blanco de la autopista del Sol México-Acapulco, pues no han recibido el fertilizante para sus cosechas. Foto La Jornada

Chilpancingo, Gro., Integrantes de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata (Larsez), quemaron los vales que otorgó el gobierno federal para canjearlos por fertilizante, el cual no les entregaron las autoridades responsables de ese programa, denunciaron durante la ocupación de la caseta de cobro de Palo Blanco de la autopista del Sol México-Acapulco, la mañana de este viernes.

Apolonio Rosales Díaz, campesino inconforme, aseguró en entrevista, que en los municipios de Quechultenango y Ahuacuotzingo, ubicados en la zona Centro y en la Montaña Baja, alrededor de 500 productores no recibieron el abono.

Durante la toma de la caseta pidieron 50 pesos de cooperación a los automovilistas, recurso que dijeron, utilizarán para la compra de fertilizante, pues el gobierno federal incumplió su palabra de entregarlo de manera gratuita, manifestaron.

Poco después de las 11 de la mañana, los campesinos empezaron a quemar los vales porque, dijeron hay malestar, y los cupones no sirven de nada. Otro integrante de la Larsez afirmó que en municipios como San Luis Acatlán, de la región Costa/ Montaña, alrededor de 3 mil campesinos también se quedaron sin fertilizante.

Más de 15 mil afectados: Tlachinollan

Al respecto, Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, aseguró que más de 15 mil campesinos, la mayoría indígenas no recibieron el químico, por lo que están en peligro sus cosechas, principalmente de maíz y frijol.

Vía telefónica detalló que entre los municipios más perjudicados por la falta del insumo están el de Acatepec, con mil 500 productores aproximadamente, y el de Atlixtac, con más de mil. Mencionó que la mayoría de campesinos de la Montaña sembraron; sin embargo no pudieron abonar sus tierras ni en la primera ni en la segunda etapa de la siembra.

Esta situación, expresó Barrera Hernández, está obligando a los indígenas productores a trasladarse a los campos del norte del país, principalmente a Sinaloa, para buscar trabajo y así mantener a sus familias.

Otros productores buscan cómo pagar los más de 4 mil pesos que les cuesta en Tlapa el paquete del fertilizante, para lo cual esperan las remesas que les mandan sus familiares de Estados Unidos.

Agregó que además hay dos problemas: desde hace tiempo ya no reciben los ingresos que les otorgaban los programas federales, por ejemplo el Prospera.

El segundo tiene que ver con los cultivos de la amapola, pues debido a que bajaron los precios ya no pudieron vender la goma, y eso complicó la situación de los indígenas amapoleros, que se quedaron sin estos ingresos.

Por último, un dirigente campesino de la región de la Tierra Caliente, que pidió el anonimato por la situación de violencia en esa zona, manifestó que de manera extraoficial conocieron que unos 17 mil productores se quedaron sin fertilizante.

Destacó que los municipios más afectados son Coyuca de Catalán, San Miguel Totolapan, y Ajuchitlán del Progreso, los que pese a que recibieron sus respectivos vales, al final no les entregaron el abono.

El propio gobernador, Héctor Astudillo Flores, reveló a mediados de este mes que al menos 70 mil campesinos se quedaron sin fertilizante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *