Inicio » Noticias » Estatales » Michoacán » Lluvias no dañan cultivos de fresa

Lluvias no dañan cultivos de fresa

MARAVATÍO, Michoacán. Debido a la lluvia y al granizo, en este municipio se perdió una buena producción de fresa, aunque en la zona de Tziritzícuaro y Tungareo la frutilla es de buena calidad y dispone de mercado nacional para su venta.

Las lluvias afectaron la producción en el área de Tarandacuao, Guanajuato, y una parte de este municipio, dijo Carlos Mendiola Herrera, uno de los principales productores de la región con sede en Tungareo; sin embargo, no detalló cifras.

Mendiola expuso que el mercado para la venta de la frutilla se tiene en el centro y el occidente del país. La fresa, dijo, tiene un precio de cinco pesos el kilogramo para los productores y de 12 a 15 pesos para el mercado popular.

A la semana, en la región, los productores logran una cosecha de hasta 70 toneladas, lo que permite reactivar la economía de numerosas familias.

Por fortuna, destacó Mendiola Herrera, la existencia de sistemas de riego para la fresa del municipio ha facilitado la necesidad de atender unas mil 300 hectáreas desde mediados de los años 80. Actualmente, el número es menor pero muy significativo para el sector, mismo que genera bastantes fuentes de empleo.

Por ello, el cultivo de la fresa es uno de los más importantes para la región y varias compañías nacionales la adquieren, o bien, es vendida en sitios como Irapuato, Guanajuato. La calidad de la frutilla de Maravatío es mejor que la de esa ciudad, debido también a la buena propiedad de la tierra.

Carlos Mendiola comentó que la política social para el campo que anunció el presidente Felipe Calderón es desalentadora, puesto que no atiende a las necesidades reales y en el caso de la pretendida tecnificación, la idea es difícil de aplicar.

No hay financiamiento ni asesoría profesional para ese propósito, agregó, ni dinero suficiente para capitalizar a todo el campo mexicano. Por último, todo queda en una buena intención, manifestó el entrevistado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *