miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Carrusel » Los galleros de Jalisco pelean por su tradición

Los galleros de Jalisco pelean por su tradición

EL INFORMADOR.

Los criadores están en alerta por la posible prohibición de este espectáculo en el palenque de las Fiestas de Octubre, a partir de la edición 2020; advierten del impacto económico que eso significaría

La crianza de gallos de pelea ha tomado siglos de conocimientos que han dado forma a toda una tradición. EL INFORMADOR/F. Atilano

La crianza de gallos de pelea ha tomado siglos de conocimientos que han dado forma a toda una tradición. EL INFORMADOR/F. Atilan

La Secretaría de Gobernación considera las peleas de gallos como “una actividad distintiva de nuestra cultura” desde el siglo XVI. EL INFORMADOR/F. Atilano

La Federación gana 400 MDP por otorgar permisos para las peleas. EL INFORMADOR/F. Atilano

El sector da trabajo a dos millones de personas en todo el país. EL INFORMADOR/F. Atilano

Este ramo genera nueve mil millones de pesos anuales a nivel nacional, únicamente en la crianza de las aves. EL INFORMADOR/F. Atilano

El 5 de septiembre, galleros de todo el país se manifestaron en defensa de su tradición. Esto ante el temor de que se eliminaran las peleas de gallos del palenque de las Fiestas de Octubre, pues hay una lucha activa para mantener vivo el espectáculo. José Antonio Muciño Castañeda, presidente de la Sociedad Protectora del Gallo de Combate, recordó que Zacatecas, Aguascalientes, Tlaxcala y Nayarit proclamaron las peleas como patrimonio cultural inmaterial. La Secretaría de Gobernación, además, las reconoció como una actividad de “entretenimiento y socialización” que persiste desde el siglo XVI.

Temen impacto económico por posible prohibición

Eduardo Delgado García es un gallero de Etzatlán que dedica su vida a la crianza de los gallos de pelea, actividad que tiene un arraigo profundo en la región, en el Estado y en el país, ya que ha tomado siglos de conocimientos que han dado forma a toda una tradición. Sin embargo, su oficio afronta un grave riesgo económico, todavía no calculado, tras la posibilidad de que los combates de estos animales se prohiban a partir de las Fiestas de Octubre de 2020, según un anuncio del Gobierno Estatal.

“Porque abarca desde los campesinos que siembran los granos para la producción de alimentos, las corporaciones que hacen alimentos balanceados, la industria metal-mecánica, del cartón, papel, cuero, madera, así, hablar con certeza de una cifra, es muy difícil”.

Sin precisar la fuente de los cálculos, Muciño indicó que los enfrentamientos de gallos en Guadalajara dejan alrededor de 500 millones de pesos (MDP) durante los 18 días que tienen lugar esas actividades en el palenque, entre servicios hoteleros, gastronómicos y demás.

Algunas estimaciones de la Comisión Mexicana de Promoción Gallística A.C. refieren que el impacto económico de esta industria ronda los nueve mil millones de pesos a nivel nacional tan solo para la crianza y preparación de estas aves, monto que no refleja aún la derrama económica por turismo, palenques y cruces de apuestas.

Lo que más destaca es la industria de los alimentos, que significa siete mil 200 millones de pesos de ese monto, sobre todo en la fabricación de alimento balanceado. De las más de 550 empresas dedicadas a este rubro, casi la cuarta parte se encuentran en Jalisco.

En 2016 se abordó el tema de las peleas de gallos en la Cámara de Diputados en el foro “Análisis del Combate de Especies en México”, donde se estimó que la industria genera aproximadamente dos millones de empleos directos, y que la Federación recibe alrededor de 400 millones de pesos por concepto de permisos para peleas de gallos con apuestas.

Martín Romero Moret, jefe del Departamento de Economía en la Universidad de Guadalajara, reconoció que hay una importante derrama económica alrededor de estas actividades, pero el erradicarlas no tendrá un gran impacto puesto que la gente buscará otras fuentes de diversión, como los casinos. 

“En mi opinión, no es una actividad que vaya a tener mucho impacto cuando desaparezca, como las corridas de toros, antes eran cada domingo, ahora, ahí cada vez hay una y no se ha caído la economía”.

Mario Alberto López Amezcua, investigador del Departamento de Medicina Veterinaria en la UdeG, negó que una prohibición de esa naturaleza ponga en riesgo la economía.

“No peligra, porque los que hacen jaulas siguen vendiendo jaulas para otros animales, las forrajeras siguen vendiendo alimento para otros animales. Realmente un sector de la sociedad muy pequeño es el que acude a ese tipo de eventos”.

La tradición puede preservarse sin necesidad de que los gallos mueran

Carlos Fernando Esquivel Lacroix, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, indicó durante el foro “Análisis del Combate de Especies en México”, celebrado el 26 de septiembre de 2016 y organizado por la Cámara de Diputados, que hay maneras de evolucionar esta actividad sin tener que abandonarla al evitar que los combates de gallos sean letales. Recordó que estas aves cuentan con “espolones como armas naturales, no es necesario el uso de navajas para una pelea por la jerarquía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *