Inicio » Noticias » Estatales » Maiceros advierten férrea defensa del precio del maíz

Maiceros advierten férrea defensa del precio del maíz

DEBATE.

Las autoridades deben sensibilizarse y aprobar el apoyo que se solicita

Copyright 2000 Adobe Systems, Inc. Foto: El Debate: Carlos Paulino Fonseca

Maiceros de la zona norte advierten que no cederán en las medidas de presión que emprenderán hasta lograr un apoyo compensatorio para la tonelada del grano, pues no solo está en juego la rentabilidad del cultivo, sino su permanencia dentro de la actividad.

Revelan que en la lucha que sostendrán por alcanzar un justo precio para el grano tomarán casetas y emprenderán todas las acciones de presión que sean necesarias, incluso se trasladarán a la Ciudad de México para manifestarse ante las propias autoridades federales.

Demandas firmes

Rosario Ruiz Ibarra, Juan Manuel Romero Nieblas y Óscar Perales señalaron que la situación que se presenta  es sumamente complicada y ojalá que así lo entiendan las autoridades, porque de lo contrario estaría gestándose un estallido social en el campo que a nadie convendría.

Indicaron que el productor está desesperado, y con justa razón porque observan que lo más que lograrán este año por la venta del grano, como consecuencia de los altibajos que ha tenido el dólar, son 3 mil 600 pesos por tonelada, precio que a nadie satisface ni convence porque tan sólo en los últimos tres periodos agrícolas vendieron el producto entre 3 mil 800 y 4 mil 200 pesos por tonelada.

Ruiz Ibarra señaló que es incomprensible que ahora pretendan pagarles un precio menor cuando se dieron más incrementos en los costos de producción. Todos los insumos se elevaron.

“Subió el diésel que es distribuido por el mismo gobierno, las semillas, los fertilizantes y en general todos los insumos que son necesarios en la producción del grano”, destacó.

El dirigente agrícola señaló que la lucha que emprenderán será decidida porque con los 3 mil 600 pesos que tienen aprobados definitivamente no salen adelante y eso lo saben las autoridades.

Lamentó que en todo este proceso los únicos que resultan beneficiados son los industriales que sin  arriesgarse se quedan con grandes utilidades por los bajos precios a que adquieren la producción y los altos costos a que venden la harina de maíz en detrimento directo de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *