Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
jueves , 9 diciembre 2021
Inicio » Noticias » Estatales » Manglar, la piel de la Península de Yucatán

Manglar, la piel de la Península de Yucatán

Compartir es bueno:

DIEGO CERVANTES. PENINSULAR.

El investigador del Cinvestav, Jorge Herrera, señala que es una protección contra los huracanes. 

MÉRIDA, Yucatán. Tras el paso de la tormenta “Grace” por la Península de Yucatán, el ecosistema manglar volvió a tomar relevancia al ser la barrera natural que protege a las pequeñas especies marinas y al territorio contra este tipo de fenómenos meteorológicos, sin embargo, la degradación de esta vegetación a causa del uso de suelo ha provocado que la protección que proveen se vea afectada y reducida, señaló el investigador Jorge Alberto Herrera Silveira, del Departamento de Recursos del Mar del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados de Yucatán (Cinvestav).

—El manglar ha evolucionado y tiene características tanto de forma, tanto de función, como reproductiva que le permiten vivir en las condiciones de esta línea que limita el mar y la costa. Es como si fuera nuestra piel, lo que nos permite protegernos del medio ambiente, de lo exterior, y que también es un órgano por el cual transpiramos o sacamos cosas que no nos sirve a través del sudor, entonces es una zona de intercambio. Los manglares también son una zona de intercambio entre el ecosistema terrestre y el marino, y viceversa —declaró el científico.

Existe poca diversidad del manglar como especie, solamente es conocido el mangle rojo, negro, blanco y botoncillo de la Península de Yucatán, sin embargo al ser un ecosistema en el cual hay una interacción entre la vegetación, el agua y el suelo, dicho intercambio permite diferentes tipos de manglar de acuerdo a las características en las que se presentes cada uno de los ecosistemas que interactúan.

Por ejemplo, cuando el manglar está frente a un cuerpo de agua, desarrolla ciertas características como ser de gran altura, tener poca densidad y tener raíces capaces de sostenerse a pesar de los fuertes vientos. Normalmente este tipo de manglar es ocupado por la especie de mangle rojo y se le conoce como manglar de franja cuando adquiere estas adaptaciones, el cual puede ser encontrado en los bordes de lagunas costeras como las de Celestún o frente al mar como en Dzilam de Bravo.

Cuando llega un huracán, siempre viene acompañado de vientos fuertes y un gran oleaje. el manglar resiste los embates y les reduce su fuerza.

Cuando llega un huracán, siempre viene acompañado de vientos fuertes y un gran oleaje, entonces una de las funciones del manglar de franja es resistir estos embates y disminuir la energía con la que llegan al territorio para evitar mayores afectaciones a los ecosistemas, usualmente detrás de ellos se encuentran los pastos marinos, que sirven de protección para algunas especies marinas que consumimos, como son algunos peces o camarones.

La importancia de proteger los manglares fue algo en lo que el doctor Jorge Alberto hizo énfasis, ya que actualmente se están viviendo los efectos del cambio climático, lo cuales podrían provocar grandes pérdidas económicas, así como de vidas, por lo cual hizo un llamado a todas las autoridades y la sociedad para tomar medidas en pro de la protección y restauración de este ecosistema.

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *