miércoles , 5 agosto 2020
Inicio » Noticias » Nacionales » Médicos veterinarios oficiales participarán en establecimientos TIF

Médicos veterinarios oficiales participarán en establecimientos TIF

COMUNICACIÓN SOCIAL. CÁMARA DE DIPUTADOS.

Con reformas a la Ley Federal de Sanidad Animal se optimizan actividades de producción y comercialización en este tipo de rastros.

PALACIO LEGISLATIVO. El Pleno camaral aprobó reformas a la Ley Federal de Sanidad Animal para que todos los establecimientos TIF (Tipo Inspección Federal) tengan médicos veterinarios oficiales que realicen la verificación, y sean responsables, junto con el propietario y el administrador, del cumplimiento de las disposiciones en la materia.

Con 329 votos a favor, cero en contra y cuatro abstenciones, se modificaron los artículos 106 primer párrafo y 108 segundo párrafo de esta Ley, para optimizar las actividades de producción y comercialización en los establecimientos TIF.

El documento, enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, busca que los establecimientos autorizados para exportar cuenten con médicos veterinarios oficiales si la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) lo determina o el país importador lo requiere.

Relata que esta medida ayudará a tener mejores controles de bienestar animal, vigilancia epidemiológica, medidas zoosanitarias y buenas prácticas pecuarias, para detectar e informar de alguna enfermedad o plaga animal, así como de una posible fuente de contaminación de los bienes de origen animal para consumo humano.

Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Ganadería y también proponente de la reforma, diputado Salvador Barajas del Toro (PRI), expresó que hoy se apremia una modificación a la Ley, con el objeto de que se complementen, aclaren e identifiquen mejor los términos y funciones de los médicos veterinarios responsables, autorizados u oficiales, para el cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y las buenas prácticas.

Subrayó que la inspección veterinaria es importante porque representa el inicio de la cadena de investigación que se realiza a los productos ante su distribución final y venta; por ello, dijo, la reforma permitirá que los médicos veterinarios sean responsables de la sanidad animal y de proporcionar las facilidades necesarias a la Sagarpa.

Mencionó que esta dependencia es la responsable de expedir las disposiciones de sanidad animal; sin embargo, indicó, para facilitarle sus funciones, existen médicos veterinarios autorizados, quienes son los responsables del cumplimiento de estas disposiciones y de buenas prácticas pecuarias, “función que es viable que también realicen las instituciones oficiales en aras de fortalecer una adecuada inspección”.

En los posicionamientos, la diputada Cristina Olvera Barrios (Nueva Alianza) expresó que generalmente, al consumir alimentos, en especial aquellos elaborados con carne, pollo o algún embutido, pocas veces se repara en cuestionar si se encuentran certificados o provienen de algún lugar avalado oficialmente, pues se da por sentado que son productos totalmente libres de contaminaciones biológicas, químicas o físicas.

La participación de médicos veterinarios profesionales en la prevención, control y erradicación de enfermedades a los animales destinados al consumo humanos, puntualizó, tiene la firme intención de mejorar las prácticas en los centros de sacrificios, así como fortalecer los planes y estrategias de campaña destinadas a la prevención, control y erradicación de enfermedades en beneficio de la ganadería del país.

Javier Gutiérrez Reyes, diputado del PT, argumentó que si bien el dictamen promueve condiciones necesarias para la clasificación y distribución de productos cárnicos bajo las más estrictas normas de higiene y calidad, también se deben precisar “establecimientos sofisticados dedicados a la industrialización de bienes de origen animal, con personal constantemente capacitado, supervisado y autorizado”.

Agregó que a la fecha aún se considera que la comercialización de los productos cárnicos para el consumo nacional proviene en gran parte, de los trabajos que bajo la clandestinidad se realizan en los rastros carentes de supervisión y permisos sanitarios. Es oportuno que no sólo los establecimientos TIF puedan contar con lo necesario para sus labores, sino que se debe buscar la regulación de rastros estatales y municipales.

La diputada Martha Beatriz Córdova Bernal (MC) refirió que Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Veracruz, Chihuahua y Chiapas son las entidades que mayor producción de ganado han registrado en la presente década; de ahí, dijo, la importancia de aplicar métodos técnicos y científicos, especialmente en la inspección y verificación de la sanidad animal, considerando que su destino final es el consumo humano.

Sostuvo que esta actividad no puede ejecutarse al margen de prácticas empíricas, sino que requiere la participación directa y, sobre todo, responsable de médicos veterinarios, que con su pericia técnica y científica orienten, verifiquen y adviertan permanentemente sobre riesgos sanitarios emanados de la ausencia de sanidad animal.

Por el PVEM, la legisladora Carla Alicia Padilla Ramos destacó la importancia de que se obligue a contratar a un médico veterinario, para optimizar las actividades de producción y comercialización de los establecimientos Tipo Inspección Federal, toda vez que ello refleja beneficios como la seguridad y certidumbre a los consumidores, tanto de los mercados internos como del extranjero.

También se pronunció por dar un trato debido a toda especie animal. “Es pública nuestra manifestación en temas como la prohibición de la corrida de toros y la eliminación de los circos con animales”.

El diputado Ignacio Ramírez Juárez (PRD) relató que, según el padrón de establecimientos para sacrificar animales de la Sagarpa, se tienen mil 129 rastros, de los cuales únicamente 96 son de tipo de inspección federal; el resto son municipales o privados, “sin contar los clandestinos o las simples casas de matanza que abundan en el país sin registro ni control sanitario. Ahí deriva el riesgo a la salud al consumir carnes frescas, sin los debidos controles sanitarios”.

Las carnes más consumidas en México son las de aves, seguidas de las de res y cerdo, y se producen anualmente 5.5 millones de toneladas. Sin embargo, dijo, para que la reforma sea eficaz, es conveniente que los profesionales en sanidad animal reúnan altas cualidades morales y técnicas para ocupar el puesto.

De Acción Nacional, el diputado Raudel López López expresó que los veterinarios han sido actores clave en el desarrollo de la industria ganadera, por lo que esta reforma es vital para precisar que en todos los establecimientos TIF deben contar en horas laborales cuando menos con uno de ellos o un responsable autorizado que realice la inspección o verificación.

La reforma, expuso, representa un mayor control de la sanidad animal y buenas prácticas pecuarias a favor de la salud pública y del crecimiento del sector ganadero. Añadió que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), ya cuenta con un temario para los médicos veterinarios o responsables autorizados, y un manual que establece los criterios y procedimientos para los interesados en prestar sus servicios en estos establecimientos.

El diputado Genaro Ruíz Arriaga (PRI) señaló que la actividad pecuaria constituye uno de los sectores primarios productivos trascendentales, debido a que es un generador de empleos y un factor para la reducción de la pobreza, a la par de que es un pilar fundamental para la seguridad alimentaria de la nación.

Manifestó que es de vital importancia la inspección que se realiza en los establecimientos Tipo Inspección Federal, ya que es una vía para disminuir problemas de salud. “Estamos a favor de establecer que el médico veterinario oficial será uno de los responsables del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal, pues, con ello, se fomentarán actividades de inocuidad y calidad alimentaria, reduciéndose riesgos para la salud”.

Dictamen de la Comisión de Ganadería, con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 106, primer párrafo, y 108, segundo párrafo, de la Ley Federal de Sanidad Animal

GACETA PARLAMENTARIA.

Honorable Asamblea:

A la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión de la LXII Legislatura fue turnada para estudio y dictamen la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman los párrafos primero del artículo 106 y segundo del artículo 108 de la Ley Federal de Sanidad Animal.

Esta comisión dictaminadora, con fundamento en los artículos 39 y 45, numeral 6, inciso f), de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, y 80, 81, 82, 84, 157, 176, 180, 190 y 191 del Reglamento de la Cámara de Diputados, presenta el siguiente dictamen:

I. Antecedentes

A la Comisión de Ganadería fue turnado para estudio y dictamen el expediente número 5908, que contiene la iniciativa presentada por el diputado Salvador Barajas del Toro, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el 20 de enero de 2015.

Para los efectos legales y reglamentarios correspondientes, la iniciativa fue publicada en la Gaceta Parlamentaria número 4197-VII, del jueves 21 de enero de 2015.

La Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Poder Legislativo Federal, acordó darle turno para estudio y dictamen a la Comisión de Ganadería, en reserva para ser resuelta de acuerdo a la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos.

El 21 de enero de 2015, con el oficio número DGPL 62-II-2-1860, la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Poder Legislativo federal remitió a la Comisión de Ganadería el expediente relativo para su estudio y dictamen.

II. Contenido de la iniciativa

Este documento de reforma de la Ley Federal de Sanidad Animal tiene como objeto precisar la importancia de incluir el término de oficial en torno al cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y las buenas prácticas pecuarias que por el tipo de establecimiento les sean aplicables.

La presente iniciativa de reforma expone la adición de un nuevo concepto en los artículos 106 y 108, ya que la idea de la reforma de esta ley es que se reconozca el apoyo y utilidad que brinda un médico veterinario oficial en el control zoosanitario y bienestar animal, para dar cumplimiento a las disposiciones de la Ley Federal de Sanidad Animal e implantar las buenas prácticas pecuarias, que nuestro país requiere para darle seguridad y certidumbre a los consumidores tanto de los mercados internos como del extranjero.

Se propone que todos los establecimientos “tipo inspección federal” deben contar con médicos veterinarios oficiales o responsables autorizados que realicen la inspección o verificación en tal número que garantice la eficiencia de ésta.

Dichos establecimientos autorizados para exportar deberán contar con médicos veterinarios oficiales si la secretaría lo determina o el país importador lo requiere.

La importancia de la inspección veterinaria representa el inicio de la cadena de investigación de la rastreabilidad que se realiza a la producción y su distribución y venta. La Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación es la autoridad de la administración pública, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, que expide las disposiciones de sanidad animal, que establezcan las características, condiciones, procedimientos, operación y especificaciones zoosanitarias o las relativas a buenas prácticas pecuarias, por medio de los profesionista con estudios relacionados con la sanidad animal para coadyuvar con la secretaría en el desarrollo de los programas de extensión y capacitación que en la materia instrumente; en función de facilitar a la secretaría sus funciones, estos médicos veterinarios responsables autorizados que son los garantes del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias que por el tipo de establecimiento les sean aplicables, función que es viable que también la realicen los oficiales en aras de fortalecer una adecuada inspección y cumplimiento de las disposiciones de Sanidad Animal y de las buenas prácticas pecuarias de los bienes de origen animal.

Con base en lo anterior, se muestra el comparativo de la propuesta de reforma de la Ley Federal de Sanidad Animal.

Debe decir:

Artículo 106. Los propietarios, el administrador único, los responsables de la administración o poseedores de los establecimientos a los que hace referencia el artículo anterior, y los médicos veterinarios responsables autorizados o un médico veterinario oficial en su caso, serán responsables del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias que por el tipo de establecimiento les sean aplicables. Asimismo, dichas personas estarán obligadas a proporcionar las facilidades necesarias a la secretaría cuando ejerza sus atribuciones de inspección del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias de los bienes de origen animal.

Dichas personas estarán obligadas a establecer las medidas de control necesarias e informar inmediata y expresamente a la secretaría, en el supuesto de que detecten o tengan la sospecha de una enfermedad o plaga de notificación obligatoria, enfermedad o plaga exótica o una posible fuente de contaminación de los bienes de origen animal.

Artículo 108. La secretaría promoverá que los centros de sacrificio de animales y establecimientos de procesamiento de bienes de origen animal obtengan el carácter de tipo inspección federal una vez que se cumpla con lo dispuesto en esta ley y su reglamento.

Los establecimientos TIF de sacrificio de animales y de procesamiento de bienes de origen animal, deberán tener a su servicio durante las horas laborables, cuando menos un médico veterinario oficial o médico veterinario responsable autorizado, para fines de control de bienestar animal, vigilancia epidemiológica, otras medidas zoosanitarias y de buenas prácticas pecuarias.

Asimismo, la secretaría autorizará la instalación y funcionamiento de las plantas de rendimiento o beneficio, en las cuales también ejercerá la inspección, verificación y vigilancia por personal oficial, unidad de verificación u organismo de certificación.

Dice la ley vigente:

Artículo 106. Los propietarios, el administrador único, los responsables de la administración o poseedores de los establecimientos a los que hace referencia el artículo anterior, y los médicos veterinarios responsables autorizados en su caso, serán responsables del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias que por el tipo de establecimiento les sean aplicables. Asimismo dichas personas estarán obligadas a proporcionar las facilidades necesarias a la Secretaría cuando ejerza sus atribuciones de inspección del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias de los bienes de origen animal.

Dichas personas estarán obligadas a establecer las medidas de control necesarias e informar inmediata y expresamente a la secretaría, en el supuesto de que detecten o tengan la sospecha de una enfermedad o plaga de notificación obligatoria, enfermedad o plaga exótica o una posible fuente de contaminación de los bienes de origen animal.

Artículo 108. La secretaría promoverá que los centros de sacrificio de animales y establecimientos de procesamiento de bienes de origen animal obtengan el carácter de tipo inspección federal una vez que se cumpla con lo dispuesto en esta ley y su reglamento.

Los establecimientos TIF de sacrificio de animales y de procesamiento de bienes de origen animal, deberán tener a su servicio durante las horas laborables, cuando menos un médico veterinario responsable autorizado para fines de control de bienestar animal, de vigilancia epidemiológica, otras medidas zoosanitarias y de buenas prácticas pecuarias.

Asimismo, la secretaría autorizará la instalación y funcionamiento de las plantas de rendimiento o beneficio, en las cuales también ejercerá la inspección, verificación y vigilancia por personal oficial, unidad de verificación u organismo de certificación.

III. Consideraciones

La comisión dictaminadora, una vez que ha realizado el estudio necesario de la iniciativa, da cuenta que ésta, se ha ajustado a los procedimientos legales señalados y se coincide con el diputado proponente, para dictaminar en sentido positivo la modificación de reforma de los artículos ya mencionados de la Ley Federal de Sanidad Animal, que tiene como finalidad optimizar las actividades de producción y comercialización en los establecimientos TIF.

En cuanto a la naturaleza objeto de esta iniciativa, la Comisión de Ganadería considera factible realizar la modificación de los párrafos primero del artículo 106 y segundo del artículo 108 de la Ley Federal de Sanidad Animal, pues coincide con los puntos esenciales expuestos por el diputado proponente, en cuanto a la concepción y necesidad de inspeccionar en cualquier tiempo y lugar el cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal o de buenas prácticas pecuniarias, con fines de control de bienestar animal, vigilancia epidemiológica y otras medidas zoosanitarias, para que como resultado de buenas prácticas pecuniarias, detecten e informen de alguna enfermedad o plaga animal, así como de una posible fuente de contaminación de los bienes de origen animal para consumo humano.

Por lo expuesto, los integrantes de la comisión someten a consideración de la asamblea el siguiente proyecto de

Decreto por el que se reforman los artículos 106, primer párrafo y 108, segundo párrafo de la Ley Federal de Sanidad Animal

Artículo Único. Se reforman los artículos 106, primer párrafo, y 108, segundo párrafo, de la Ley Federal de Sanidad Animal, para quedar como sigue:

Artículo 106. Los propietarios, el administrador único, los responsables de la administración o poseedores de los establecimientos a los que hace referencia el artículo anterior, y los médicos veterinarios responsables autorizados o un médico veterinario oficial en su caso, serán responsables del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias que por el tipo de establecimiento les sean aplicables. Asimismo dichas personas estarán obligadas a proporcionar las facilidades necesarias a la Secretaría cuando ejerza sus atribuciones de inspección del cumplimiento de las disposiciones de sanidad animal y de buenas prácticas pecuarias de los bienes de origen animal.

Artículo 108. …

Los establecimientos TIF de sacrificio de animales y de procesamiento de bienes de origen animal, deberán tener a su servicio durante las horas laborables, cuando menos un médico veterinario oficial o médico veterinario responsable autorizado para fines de control de bienestar animal, de vigilancia epidemiológica, otras medidas zoosanitarias y de buenas prácticas pecuarias.

Transitorio

Único. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Palacio Legislativo de San Lázaro, a 25 de febrero de 2015.

La Comisión de Ganadería

Diputados: Salvador Barajas del Toro (rúbrica), presidente; Darío Badillo Ramírez (rúbrica), Rodimiro Barrera Estrada (rúbrica), Julio César Flemate Ramírez (rúbrica), Adriana Fuentes Téllez (rúbrica), Genaro Ruiz Arriaga (rúbrica), Gabriel de Jesús Cárdenas Guízar (rúbrica), Raudel López López (rúbrica), Leonor Romero Sevilla (rúbrica), Tomás Brito Lara, Mario Alejandro Cuevas Mena (rúbrica), secretarios; Yazmín de los Ángeles Copete Zapot (rúbrica), Juan Francisco Cáceres de la Fuente (rúbrica), Claudia Delgadillo González, Antonio García Conejo (rúbrica), Harvey Gutiérrez Álvarez (rúbrica), Ignacio Mestas Gallardo, Javier López Zavala (rúbrica), María del Carmen Martínez Santillán (rúbrica), José Pilar Moreno Montoya (rúbrica), José Everardo Nava Gómez (rúbrica), Marcelina Orta Coronado (rúbrica), Salvador Ortiz García (rúbrica), Vicario Portillo Martínez, María Fernanda Romero Lozano (rúbrica), William Renan Sosa Altamira, María Lucrecia Arzola Godínez (rúbrica).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *