México enfrenta problemas para próximas exportaciones de bovinos a Estados Unidos, reconoció Tatiana Clouthier, secretaria de Economía.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) revisa periódicamente los requisitos de tuberculosis bovina y brucelosis para ganado importado de varios estados y zonas dentro de México.

Pero en la última reclasificación del Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales (APHIS) del USDA, que comenzará a operar a partir del 16 de abril, un total de 11 entidades de México no cumplieron con los requisitos:

  • Baja California
  • Jalisco
  • Zacatecas
  • Chiapas
  • Guanajuato
  • Guerrero
  • Nayarit
  • Tabasco
  • Michoacán
  • San Luis Potosí
  • Estado de México

“Estados están teniendo problemas a pesar de los recursos que se les dieron para el tema de la sanidad”, dijo Clouthier en una reunión virtual con integrantes de la Comisión de Seguimiento a la Implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) del Senado de la República.

México exportó el año pasado animales bovinos vivos al mercado estadounidense por un valor de 881 millones de dólares, un alza de 6.9% interanual.

En la última década, estas ventas externas a Estados Unidos registraron una media anual de 737 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Economía.

Clouthier añadió que el USDA no pudo hacer ciertas inspecciones en México por problemas derivados de la pandemia de Covid-19.

También ella refirió que el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, ha estado en contacto con funcionarios de las entidades hasta ahora restringidas, para tratar de solucionar los problemas.

La tuberculosis bovina es una enfermedad bacteriana crónica (principalmente del ganado) causada por el microorganismo Mycobacterium bovis y puede afectar a otras especies, incluidos los humanos y la vida silvestre.

La tuberculosis bovina se transmite con mayor frecuencia a los humanos por inhalación de bacterias del tracto respiratorio en aerosol, ingestión de leche no pasteurizada e inoculación con instrumentos contaminados (como cuchillos).

Asimismo, la enfermedad se puede transmitir del ganado a la vida silvestre o de la vida silvestre al ganado a través de la vía fecal-oral, la ingestión de alimentos contaminados o a través del tracto respiratorio.

El Programa de Erradicación de la tuberculosis bovina del APHIS ha reducido esta enfermedad en el ganado de Estados Unidos; sin embargo, la propagación en la vida silvestre puede mantener el microorganismo en el medio ambiente y funcionar como una fuente de reinfección para el ganado.

[email protected]

kg