Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 27 noviembre 2021
Inicio » Noticias » Estatales » Campeche » Mujeres rurales, sinónimo de ‘todólogas’, pero sin derechos sobre su tierra
FOTO: Juan Manuel Valdivia. La Jornada Maya.

Mujeres rurales, sinónimo de ‘todólogas’, pero sin derechos sobre su tierra

Compartir es bueno:

JAIRO MAGAÑA. LA JORNADA MAYA.

SAN FRANCISCO DE CAMPECHE. Ellas saben de costura, cocina, sicología, medicina, veterinaria y por eso creen que siguen siendo el sexo débil, pero nadie les cuenta a las mujeres de la ciudad, que así como hay algunas que trabajan, las mujeres rurales también hacen labores de labriegos, mecánicos, y otras que según sólo realizan los hombres, “reto a cualquiera que realice las actividades diarias de cualquiera de nuestras mujeres rurales”, afirmó Emma Nallely Ramírez Cruz, actual líder del Frente Campesino Independiente Emiliano Zapata.

En el marco de la conmemoración del día Internacional de la Mujer Rural, dijo que falta mucho por hacer para que puedan llamarle igualdad de género, pues si bien a nivel ciudad las cosas han cambiado para bien, en las zonas rurales las mujeres aun ven cómo sus derechos son violentados y no sólo por el conocido machismo, sino por las condiciones de pobreza en la que las mujeres rurales deben desempeñarse.

Mientras los hombres están en el campo, y cuando salen van con sus amigos a distraerse, la mujer debe tener todo listo para los hijos que salieron de la escuela y llegan a casa a comer, a servirle al esposo si es que aún llega con hambre, encima de haber realizado las mismas actividades durante el día.

Dijo además que el Tren Maya es muestra de ello, en la obra no hay mujeres laborando porque son actividades de hombres, sólo las rezagan a que vendan alimentos, lo que bien podrían hacer en sus casas para sus familias.

“Que yo sepa no hay mujeres trabajando directamente en el proyecto o que hayan lanzado una convocatoria amplia para laborar en esta magna obra, hasta donde observamos es muy poco el porcentaje de mujeres que operan en el proyecto y eso que según hay más de 20 mil campechanos laborando en el Tren, pero de estos no hay un dato exacto del poder femenino ahí laborando”, precisó.

Agregó que lo normal en esas obras, las mujeres solo obtienen empleos vendiendo comida o atendiendo a los trabajadores, pero es difícil ver que una mujer campesina, rural o de campo este como caminera, operadora de maquinaria o encargada de obra, “No es imposible, pero por el momento la idiosincrasia campechana no lo permite pues nos siguen relegando por desconfianza”, aseguró.

En ese sentido, descartó que formalmente puedan celebrar algo tan importante, más ahora que la lucha por la igualdad de género ha tomado más fuerza y si en la ciudad continúan buscando respeto y ser tomadas en cuenta, las mujeres del campo, rurales, tienen una encomienda más difícil pues deben romper con el estereotipo de que una mujer debe estar al cuidado de la casa y los hijos.

En ese aspecto, mencionó un ejemplo claro, en las cuestiones agrarias hasta hace unos años, las mujeres no podían representar a un núcleo ejidal ante las autoridades, es decir, el comisariado no lo podía encabezar una mujer pues creían no tienen la fuerza, ímpetu y carácter necesario para ser la voz de cientos o miles de ejidatarios, “hoy ya hay mujeres siendo comisarias ejidales, en un mundo de hombres, pues aún hay ancestros que no quieren darle la oportunidad a las mujeres de su familia”, finalizó.

 

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *