martes , 12 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Naranjeros sufren pérdidas por ‘coyotes’ que castigan el precio

Naranjeros sufren pérdidas por ‘coyotes’ que castigan el precio

ISRAEL CÁRDENAS. SIPSE / MILENIO NOVEDADES…

Citricultores señalan que la Juguera de Akil aún no les compra la producción pactada lo que daña también su economía.

SACALUM.- La producción de 300 hectáreas de naranja dulce en Yucatán se pierde a consecuencia de que la Juguera de Akil aún no compra el producto pactado, reveló ayer el presidente de la Asociación de Citricultores de Sacalum, Marcos José Interián Villafaña.

“El producto ya está maduro y si no se comercializa se caerá y los pájaros ya lo dañan. Esto significa pérdidas económicas para los productores y ejidatarios”, comentó.

El líder citricultor agregó que ante esta situación los “coyotes” e intermediarios ya están “macheteando” la comercialización de la naranja dulce.

Dijo que en Sacalum hay 300 hectáreas de producción lista del tipo de naranja valenciana temprana. Asimismo se produce limón persa, naranja agria, toronja, aguacate, y las hortalizas como el rábano, pepino y cilantro.

“La Juguera de Akil debería de programar bien sus fechas y saber cuándo empezará a madurar la valenciana tempranera para que lo adquieran y se organice bien y no solamente maquile limón y otros productos de otras empresas cuando los principales dueños o socios de la Juguera son los ejidatarios”, expresó.

Asimismo señaló que “son actividades que muchas familias realizan para vivir, mientras la naranja empieza a producir, la venta de hortalizas es todos los días todo el año, en este momento en el que la naranja dulce está lista para comercializarse, la valenciana temprana, la Juguera de Akil todavía no inicia la compra y recepción del producto y eso hace que el producto esté mal pagado por coyotes e intermediarios”.

Marcos José Interián explicó que la producción de naranja dulce abarca 12 ejidos del sur del Estado, y Sacalum es parte de ello, asimismo Muna, Ticul, Dzan, Oxkutzcab y Akil, entre otros.

“Los intermediarios están aprovechando que hay mucho producto y no hay mercado, ellos pagan lo que sea, en tanto que cuando la Juguera regula el precio con la tarifa que establece pues los intermediarios tienen que pagar un poco más”, dijo.

Agregó que en Sacalum hay 525 ejidatarios en total, y de esos hay aproximadamente 350 dedicados a las unidades de riego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *